Ayer por la noche se terminó la paciencia del Fluminense y de común acuerdo con el ex astro brasileño, se tomó la decisión de rescindir de su contrato.

Sus constantes indisciplinas, el alto costo de su nómina, y su extrema baja de juego, han sido motivos suficientes para que la directiva de manera oficial comunicara:  “El Fluminense informa el rompimiento del contrato con Ronaldinho Gaucho de forma amigable y en común acuerdo por ambas partes”. Sin duda una lástima lo que pasa por la cabeza de «Dinho», un hombre ganador del Balón de Oro, del Mundial, de la Champions, La Liga, Libertadores, Mundial de Clubes, Copa del Rey, Confederaciones, etc; y que simplemente decidió terminar su carrera viviendo de sus rentas, dejándonos la interrogante de saber hasta dónde hubiese llegado.

ronaldinho-barcelona-580x326

Lee también   La puso donde quiso