El presidente del Barcelona, Sandro Rosell, que hace unos días vaticinara un 5-0 “para no perder la costumbre”, en la final de Copa ante el Real Madrid, ofreció disculpas este día aprovechando el marco del aniversario de la peña barcelonista.

“Pido disculpas, no nos gusta ofender. Nuestro club representa los valores de la humildad, el trabajo y la solidaridad y fue en ese marco cuando se realizaron esas manifestaciones, pero reconozco que no estuve bien”.

La realidad es que sus primeras declaraciones ya causaron revuelo y a pesar de sus disculpas el veneno ya está dentro. Sólo resta que su equipo no le falle, dicen por ahí que el exceso de confianza no es buen consejero aunque ciertamente las últimas exhibiciones culés ante los merengues han sido aplastantes en favor de los catalanes.

Bueno, por si las dudas, Rosell ya se disculpó.

Lee también   Inhabilitan a Luis Pérez