Rusia ha invertido más de 11 mil millones de euros en infraestructuras para el Mundial que, según los organizadores, intentará ser “lo más compacto y cómodo posible”.

El director general del comité de organización, Alexei Sorokin, presentó la Copa del Mundo en la embajada rusa en Madrid, aseguró que, para lograr dicha comodidad, se eligieron 11 ciudades en la zona occidental del país, y que el tiempo máximo de desplazamiento entre sedes no es superior a las dos horas en avión. “Muestran una Rusia diversa y con distintas culturas”, ha indicado.

Sorokin resaltó que el Estado ha invertido 11.000 millones de dólares en infraestructuras en “un programa ambicioso”. “De los 365 hoteles oficiales que se utilizarán durante el Mundial, 21 son totalmente nuevos. Se han construido 14 hospitales y dos nuevas estaciones de metro, pero nada es exclusivo para el Mundial. Es una infraestructura útil para todos”, dijo.

Sorokin también destacó el hecho de que los aficionados podrán desplazarse de forma gratuita entre las sedes, “previa reserva y en más de 700 trenes”, y que también tendrán transporte gratuito desde el aeropuerto al centro de las ciudades.

El director general de Rusia 2018 también consideró una cifra récord la cantidad de voluntarios que habrá durante el Mundial (17.000 de 12 países).

Lee también   La Copa del Mundo llegará a México en abril