El defensa portugués del Real Madrid, Ricardo Carvalho, aseguró hoy tras vencer 4-2 al Villarreal, que toda la plantilla era consciente de que no podían dejar puntos en el estadio Santiago Bernabéu.

Y es que esta tarde, el cuadro merengue se encontró abajo en el marcador en dos ocasiones, sin embargo rescató el empate antes de irse al descanso y en la segunda parte consiguió la remontada.

Para Carvalho el medio tiempo fue fundamental, puesto que fue en los vestidores donde su entrenador y compatriota José Mourinho hizo que reaccionaran.

«No estábamos bien, estábamos partidos y teníamos que mejorar. En el complemento cambiamos, la actitud fue mejor y comenzamos a crear ocasiones. Todos los jugadores sabíamos que no podíamos fallar», expresó el zaguero.

«El Villarreal era un equipo difícil, pero en la segunda parte estuvimos mejor. La primera mitad fue regular y la segunda mejoramos. Todos queríamos celebrarlo», dijo respecto al festejo de su técnico, quien celebró el cuarto tanto «blanco» frente al banquillo rival.

Con dicha acción no pudo evitar la molestia de los suplentes del Submarino amarillo y el mediocampista Rubén Gracia Cani le arrojó una botella, tras lo cual fue expulsado. «No vi nada, estaba dentro. Ese es Mourinho, tiene su manera de ser», justificó Carvalho.

Finalmente, el defensor madridista indicó que si su compatriota Cristiano Ronaldo continúa con su racha goleadora -hoy marcó un triplete- todo será perfecto. «Ronaldo está enorme. Es bueno para nosotros y si continúa marcando así todo será perfecto», puntualizó.

[Notimex]

Lee también   Simeone: "Uno de los mejores años para salir campeones es éste"