Liverpool ganó 3-2 contra Newcastle, recuperó la punta, y extendió la lucha por el título de la Premier League con el ‘City’. La mala noticia fue la lesión de Mohamed Salah tras un choque con el portero Martin Dúbravka.

Salah, quien marcó el segundo gol de su equipo al minuto 28, tuvo que ser atendido en el césped del St James’ Park por el cuerpo médico de los ‘Reds’ y posteriormente retirado al  73’ luego del fuerte encontronazo con el guardameta eslovaco.

De momento, el egipcio –lesionado en el cuello- es duda para el partido de vuelta de semifinales de la Champions League frente al Barcelona en Anfied. Antes esto, Jurgen Klopp intentó calmar las aguas en la rueda prensa posterior al duelo con las ‘Urracas’.

«Vio el resto del partido en el vestuario; está bien. El médico tuvo que decidir si salía o no y prefirió que saliera», dijo sobre el delantero asiático.

Liverpool jugará este martes contra los culés en territorio inglés y deberá dar la vuelta al 3-0 que se comió en Camp Nou.

Lee también   Instituto, el equipo que despierta interés en Argentina