Tras las fuertes declaraciones de Samuel Eto’o el pasado domingo acusando a la Federación de Fútbol de Camérun (FCF) de intentar asesinarlo, la entidad africana ha salido a desmentir dicha acusación, aclarando además, que el jugador del Anzhi es quien intenta boicotear el fútbol en Camerún.

“¿Qué gana la federación matando a Eto’o? Se le necesita mucho más vivo que muerto. Trabaja [Eto’o] para hombres poderosos que quieren desestabilizar Camerún y al futbol del país”, afirmó Junior Biyam, director de comunicaciones de la FCF.

Las tensiones empeoraron entre ambas partes cuando Samuel Eto’o se negó a jugar el último partido amistoso de Camerún contra Tanzania. La crisis del fútbol en este país ha ido en aumento, pasando de ser una potencia mundial futbolística a quedar fuera por segunda vez consecutiva de la Copa Africana de Naciones.

Lee también   Se olvidan de vacunar a Lucchetti y tiene fiebre