FOTO: MEXSPORT

Los protagonistas del tren llamado Monterrey se acostarán y despertarán como los líderes del Apertura 2010. No fueron posesivos, olvidaron atacar a sus oponentes como proyecto principal de partido y contrario a lo que han desarrollado regularmente, jugaron un futbol efectivo, digno del resultadismo que permea en el balompié mexicano.

Vuce y sus muchachos decidieron jugar así, a manera de darse un brake del buen futbol acostumbrado y aunque no tuvieron más opciones que el Santos, sí merecieron ganar el partido, pues alguien que falle así de grotesco como hoy lució la ofensiva lagunera, no puede ganar.

  • 1Santos
  • 2Monterrey
Santos:Oswaldo; Baloy, Estrada, Olvera (Ludueña 66’), Álvarez; Arce, Morales, Rodríguez; Benitez, Cárdenas (Pony 72’), Quinteros (Peralta 79’). DT Rubén Omar Romano


Monterrey:Orozco; Basanta (Meza 75’), Morales, Mier, Osorio; Pérez, Cardozo (Santana 70’), Ayoví, Martínez; Suazo (Paredes 81’), De Nigris. DT Víctor Manuel Vucetich
Goles: 0-1 Suazo (4’), 1-1 Benítez (34’), 1-2 Martínez (49’)
Árbitro: Jorge Eduardo Gasso
Incidencias: Jornada 13 de la Liga Mexicana de Futbol; Nuevo Estadio Corona, Torreón.

Y es que el conjunto de Romano llegó y llegó, pero algo ocurría que al final daban un pase de más o se estorbaban entre ellos mismos o se engolosinaban con la pelota. Así no se puede pretender hacerle frente al Monterrey que no permite burlas de ese calibre; por eso tras 13 cotejos son líderes y los únicos invictos del horizonte liguero.

Humberto Suazo se encargó desde el comienzo, apenas a los cuatro minutos, de encarrilar la noche regia en patio ajeno con tremendo golazo, que dejó a Oswaldo en el piso y con el brazo estirado, con la cara frustrada.

Lee también   Falcao se estrenó con gol y le dio el triunfo al Galatasaray

De cualquier manera, el esfuerzo de insistir con la posesión del balón y de intentar penetrar la ruda defensa mandada por Il Vuce, fue positivo para los locales y empataron al 34′ con gol de Benítez.

La victoria ya estaba firmada por el Monterrey y al inicio del segundo tiempo se definió el marcador: Osvaldo Martínez metió el tanto que catapultó a los Rayados a la cima del torneo.

La efectividad pudo más que el romanticismo. Fue un partido clásico donde el local propuso y el visitante esperó. Ojalá que esta faceta del Monterrey no sea un anuncio de lo que viene para la Liguilla, porque si es así, ¡qué aburrido será ver ganar al Vuce!

Con este resultado, Rayados llegó a 29 unidades para seguir como líder del Grupo 1, además de ser primero de la general en espera de lo que haga mañana Cruz Azul ante Morelia. Los Guerreros se quedaron con 22 unidades en el segundo sitio del mismo sector.