El mediocampista español, Santi Cazorla, regresó al fútbol profesional luego de atravesar un calvario de lesiones que lo apartaron durante casi dos años de los campos; el ahora jugador del Villarreal pudo reencontrarse con el fútbol en un amistosos de pre-temporada.

Con casi seis años en Inglaterra, jugando con el Arsenal, Santi volvió a su club de la infancia, el Villarreal, para intentar retomar su rodaje profesional luego de tan largo paro y, a pesar que solamente jugó un cuarto de tiempo en el amistoso de su equipo contra el Hércules, las sensaciones hicieron especial el momento.

“Es difícil expresar lo que se siente después de tanto tiempo fuera de los terrenos de juego. Volver a sentirte futbolista es muy especial. Sentir ese cariño de la gente y el recibimiento que me ha dado. Sólo por eso merece la pena el sufrimiento de este tiempo”, afirmó.

Cazorla, que es compañero del mexicano Miguel Layún, esta bastante agradecido con el Villarreal por el apoyo mostrado desde el inicio para con él y su paciencia en su larga recuperación. “Me han tratado muy bien desde el primer día y es como si no me hubiera ido. El trato de los compañeros y el sentirme a gusto es importante para mi progresión”, aseguró.

El gran parón, que casi pone en duda su continuidad como profesional, no ha mermado la necesidad de superarse y mucho menos su exigencia así si mismo, a pesar que el propio jugador sabe que debería valorar volver a las canchas.

“Tengo que valorar dónde estoy ahora y dónde estaba hace 20 meses y lo que he pasado, pero solo pienso en quitarme el dolor y estar lo antes posible y no disfruto lo que estoy haciendo como es compartir entrenamientos con los compañeros, volver a sentirme futbolista”, cerró el jugador.

Lee también   Aguirre, Hugo, Trejo y Lapuente, entre los mejores DT's de la década