Santiago Solari, el mejor DT del Real Madrid

Tuvo mejor rendimiento y el único que ganó títulos / Fotos: Instagram @RealMadrid

El rendimiento del Real Madrid durante la ya culminada temporada 2018-19 no fue quizá el esperado por sus aficionados. Tres técnicos pasaron por el banquillo del Santiago Bernabéu pero uno de ellos fue el que dio la cara, Santiago Solari.

Sí, aunque cuestionado por polémicas con sus jugadores –especialmente con Isco– el argentino fue capaz de dejar un pico alto en el accionar del club merengue, al ser numéricamente superado solo por el campeón Barcelona en la Liga española.

Incluso, sus números mientras dirigió a la “Casa Blanca” estuvieron a la par de su rival capitalino y subcampeón del certamen Atlético de Madrid. En total el “indiecito” consiguió 12 victorias ligueras en 17 encuentros, con un empate y cuatro derrotas, un 72,55 por ciento de los puntos en disputa.

Para tener una referencia, los culés obtuvieron el título del torneo doméstico con una actuación del 76,32 por ciento, poco menos del 4% por encima del Real Madrid de Solari.

Aunque no entra en la comparación, el exmediocampista fue el único que llevo al elenco a levantar trofeos en un año en el que parecían irse sin copas, tras vencer en el Mundial de Clubes en diciembre.

Lee también   Lopetegui: “El despido me lo dijo el director general"

Por su parte, el peor desempeño estuvo en la etapa de Julen Lopetegui con 46,67 por ciento de las unidades sumadas, con el noveno lugar dentro de los equipos en La Liga.

El español, quien fue el relevo del primer ciclo de Zinedine Zidane, no venció ni en la mitad de duelos de la oncena blanca (cuatro triunfos en diez choques, con dos empates y cuatro caídas).

Finalmente, el regreso del francés al final del curso se saldó con un 51,51 por ciento, concretando cinco conquistas en 11 compromisos, con dos igualadas y cuatro pérdidas. Fue el octavo entre los 20 conjuntos ibéricos.

Pese a salir por la puerta de atrás, Solari demostró que tiene buenos dotes en la conducción de una desgastada plantilla, a la cual hizo rosar sus mejores momentos y potenció a jóvenes piezas como Vinicius Junior o Sergio Reguilón.