Una cosa es ser ídolo como jugador y otra muy diferente es serlo como entrenador. No todos los casos son iguales a los de Pep Guardiola en Barcelona o Zinedine Zidane en el Real Madrid y esto lo sabe hoy Rogerio Ceni.

El exportero y gloria del Sao Paulo, que se aventuró a ser DT del cuadro paulista poco después de su retiro profesional, dejó de ser el entrenador del club este lunes por los malos resultados.

Ceni dirigió poco tiempo al equipo, pero sus números no fueron positivos y fue despedido por los directivos en situación crítica, debido a que dejó al equipo tras una dura derrota contra el Flamengo y lo dejó en puestos de descenso.

Aunque como jugador ganó todos los títulos posibles -entre ellos Libertadores, Sudamericana y Mundial de Clubes-, fue capitán, arquero goleador e ídolo máximo de la institución, al menos su primer paso en otro rol no fue bueno.

Lee también   Pelé ingresó a un hospital