Scolari deja Brasil
Los dirigidos por Scolari recibieron 10 goles en los últimos dos partidos del Mundial.

Después de un mundial para el olvido y dos años al mando, Luiz Felipe Scolari decidió renunciar como director técnico de Brasil. La Confederación Brasileña de Futbol (CBF) aceptó desde ayer la renuncia del estratega, a quien agradeció por «haber mostrado a los jugadores y a la afición el amor por la camiseta».

La goleada que recibieron 1-7 por la selección de Alemania, fue el parteaguas que marcó la decisión que tomó Scolari, quien es el responsable del ahora conocido como Mineirazo.

Luiz Felipe Scolari llegó a la selección brasileña, con la que fue campeón mundial en Corea-Japón 2002, por segunda vez en 2012 debido a que Mario Menezes fue destituido tras varias dudosas actuaciones al frente de la selección que sería anfitriona del mundial dos años más tarde. La reputación de Scolari era innegable tras haber conseguido el máximo título hace 12 años.

Al final del partido en el estadio Mineirao, Scolari asumió la culpabilidad del resultado. «Todos los jugadores perdieron pero yo fui quien los escogí.»

Aunque asumió la culpa, él se aferró a su cargo, defendiendo la preparación que hizo para el torneo y negándose a aceptar cualquier error en la debacle ante la selección germana.

Lee también   Mourinho criticó a sus jugadores a pesar del triunfo