La Previa. Bayern München es campeón de la Bundesliga, llegó a este partido tras perder en el santiago Bernabéu 1-0 en la ida de semifinales de la UEFA Champions League. Werder Bremen ya no pelea por absolutamente nada, el sábado pasado ganó 3-1 al Hoffenheim.

No se lo esperaban. El Allianz Arena tiene pactada una cita con el destino el martes a las 13:45, hora del centro de México, ahí el Bayern München se enfrentará en una gran batalla al Real Madrid, en una semifinal que no podrá ser olvidada. Antes tuvieron un compromiso de preparación contra el Werder Bremen, y no se esperaban que los Verdiblancos fueran a dar una sorpresa desagradable a los bávaros.

Apenas a los diez minutos de juego,  Makiadi habilitó a Gebre Selassie, el checo controló el balón con la derecha y mandó un disparo fuerte a contra pie de Neuer, quien no pudo hacer nada por evitar el gol visitante.

De los andes para el mundo. La reacción del Bayern estuvo en los pies de Claudio Pizarro, quien no se cansó de correr tras la bola y crear oportunidades de peligro, un par de tiros suyos exigieron levemente a Wolf. Después dio la asistencia para que Ribery se reencontrara con el gol tras encajar un disparo entre las piernas de Wolf. Luego Pizarro recibió una asistencia de Müller tras una extraordinaria jugada colectiva en el área, el endino picó el balón hacia la portería, pero un defensa del Werder Bremen se tiró de tijerita para sacar el balón casi en la línea, le privaron de un golazo a Pizarro.

¿Bayern? A pesar de jugar con medio equipo suplente, el Bayern München no puede darse el lujo de jugar tan mal, sus toques de siempre no conseguían penetrar la defensa visitante, pero lo peor era la defensa, vulnerada en cada oportunidad que Werder Bremen adelantaba líneas. El segundo gol visitante llegó tras un error en la salida, Dante pierde el balón, Boateng habilita a medio mundo, Hunt recibe el balón en el área, recorte hacia adentro que desparrama a Alaba, disparo a segundo poste y de nuevo toma la ventaja el visitante. Bayern no se encontraba y al medio tiempo iba perdiendo 1-2.

Lee también   Valedores: Capítulo 1

¡Bayern! Pep Guardiola cambio a Weiser por Lahm para el segundo tiempo, pero además les cambió la mentalidad a sus jugadores, de repente el equipo local hacía las paredes magníficas que todos conocemos, los acompañamientos fáciles, los goles fáciles. El empate lo decretó Pizarro en tiro de esquina, Müller peinó el balón a segundo poste, Pizarro llegó al balón con una barrida. La vuelta la decretó el mismo bombardero de los Andes tras una gran jugada en el área, Ribéry llega a fondo, mandó diagonal retrasada para Alaba, quien en dos toques sirvió a Pizarro, el andino solo y con marco abierto sólo tuvo que empujar. La seguridad vendría de la cabeza de Schweinsteiger, quien remató de cabeza un centro al área de Lahm. El Cerdo volador le marcó el pase al Enano mágico y en una combinación de bestias fantásticas, se gestó un gol aún más fantástico. Por si fuera poco, entró Robben a hacer el gol de siempre, recorte de derecha al centro, controlando con pierna izquierda y gol a segundo poste. 5-2 contundente. Este mismo cuadro, con Lahm en la banda derecha, Müller, el hombre de los grandes momentos, por el centro y  quizá Pizarro en lugar de Mandzukic, es el que necesita el Bayern para darle la vuelta a la eliminatoria contra el Madrid.

Así Jugaron. Bayern Munich: Neuer; Weiser (Lahm 46’), Boateng, Dante (Robben 70’), Alaba (Contento 76’); Schweinsteiger, Martínez; Müller, Götze, Ribéry; Pizarro.

Werder Bremen: Wolf; Fritz, Prödl, Caldirola, Garcia; Bargfrede; Junuzovic, Makiadi (Ignojovski 55’), Gebre Selassie; Hunt (Felix Kroos 83’), Di Santo (Elia 71’).