Howard Webb

Como «una roja clarísima» define Howard Webb la patada que le propinó Nigel De Jong a Xabi Alonso en la final del Mundial Sudáfrica 2010, en una imagen que recorrió el mundo y fue polémica por mucho tiempo. El exárbitro se confesó en su libro, ‘The man in the middle’.

«Con la mano en el corazón, nunca se me pasó por la cabeza que era roja. Estaba convencido de que era tarjeta amarilla», explicó Webb en su obra, argumentando a su favor que no recibió ayuda de sus asistentes y que para él, la reacción de los españoles a la infracción era incomprensible, pues no pudo ver la jugada con claridad.

Howard, que fue uno de los más reconocidos referís del futbol inglés, también comentó que al momento de la acción él estaba en una posición desfavorable, lo cual lo llevó a un error que lamentó por mucho tiempo. «Me sentí muy fastidiado porque había fallado en la final del Mundial», reseña el diario Sport.

de-jong-xabi
Van Bommel, Xabi Alonso y la patada de De Jong
Lee también   Héctor Moreno vuelve al quirófano