La selección Argentina de fútbol quedó envuelta en una nueva polémica, pero esta vez extradeportiva, después de que fuera denunciada por contrabando a su llegada de la gira por Estados Unidos.

La Agencia Federal de Ingresos Públicos (AFIP) denunció que la selección intentó ingresar a la Argentina «mercadería electrónica sin declarar» en los baúles utilizados habitualmente para transportar material de utilería en los viajes, resaltó DPA.

La Asociación del Fútbol Argentino (AFA) cuestionó sin embargo «algunas noticias maliciosas» y rechazó las acusaciones.

Según precisó la AFIP, la Dirección General de Aduanas detectó computadoras personales e instrumentos musicales no declarados en once baúles que llegaron al aeropuerto internacional Ministro Pistarini, cercano a Buenos Aires, en dos vuelos procedentes de Nueva York.

La Aduana libró actas de infracción y secuestró la mercancía a la espera de que la Justicia resuelva el caso.

La AFA aseguró sin embargo que los elementos demorados en la Aduana «corresponden a material de videoanálisis y maquinaria de kinesiología del seleccionado mayor utilizados habitualmente para los partidos y entrenamientos del equipo».

Lee también   Lorenzo Insigne se acerca a un fuerte de la Premier