El gol de Sergio Ramos al Sevilla fue un golazo, y entra dentro de la categoría de gol troglodita, porque fue un tanto sin mucho pensamiento, no hubo un milisegundo para analizar las posibles consecuencias. Un hombre se suspendió en el aire, pateó un balón, hizo un gol hermoso, y se lesionó en el proceso.

Magnífico. Basto.

El diario AS publicó un video donde hacen una analogía entre el gol de Ramos y Oliver Atom, dos tipos que se lesionan por el equipo.

:´)

ramos

 

Solo que bueno, Ramos suele hacer más tonterías.

Igual parece un buen tipo.

 

Lee también   Echa firma en Salónica