En Porto Alegre, Holanda derrotó 3-2 a una aguerrida Australia. 

La previa. Holanda llegaba a este partido con la moral por los aires y con todo a su favor en el grupo B, tras golear 5-1 a España en el primer partido. Australia por su parte, cayó 3-1 ante Chile en su debut.

Sorprendiendo desde el arranque. El cuadro australiano sorprendió desde el inicio con un planteamiento bastante ofensivo y haciéndose dueño del esférico. Holanda fue obligado a retroceder y a esperar el contragolpe.

Apareció Robben. Australia seguía dominando las acciones, pero Holanda recuperó el balón y se enfiló rumbo al área australiana. Robben fue el encargado de conducir el esférico por más de 40 metros y después definió por bajo cruzando al arquero. Al 20’, Holanda lo ganaba 1-0.

El mejor gol del Brasil 2014. Australia continuaba ejerciendo presión sobre los holandeses y al minuto 21, Tim Cahill empató los cartones.  el mediocampista enganchó una volea de locura y la pelota tocó en el larguero antes de alojarse en las mallas, después de un gran centro al área. Cahill quizás ha marcado el gol del Mundial. Al 21’, las cosas estaban 1-1.

Buen partido. Sorprendente primera parte en este Holanda contra Australia. El poderío físico del conjunto ‘aussie’ ha nivelado la mayor calidad de la ‘Orange’. Al descanso nos fuimos 1-1.

Ventaja australiana. Al 54’, el jugador holandés Janmaat cometió una mano dentro del área. El árbitro se percató y marcó la pena máxima. Fue una mano involuntaria.  El encargado de cobrar el penalti fue Jedinak y al 55’, Australia lo ganaba 2-1.

Poco les duró el gusto. En un partido loco y a la vez hermoso, Holanda empató las acciones por conducto de Robin Van Persie, que recibió un gran pase filtrado; rompiendo el fuera de juego. El delantero del Manchester United fusiló a Ryan y al 58,’ el partido estaba empatado a dos goles por bando. Tremenda asistencia para Depay.

Lee también   PSV se lleva el clásico de Holanda

Partidazo de Depay. Después de asistir de gran forma a Van Persie para que anotara el 2-2, Memphis Depay condujo el esférico y llegó al área rival sin marca, el jugador del PSV no se lo pensó dos veces y sacó un zapatazo por bajo. El arquero australiano nada pudo hacer y al minuto 67 llegó el 3-2 definitivo que le dio su segunda victoria al cuadro holandés.

Lo que viene. Holanda pese a no jugar bien hoy, está sorprendente y es que ha marcado 8 goles en dos partidos. Su siguiente rival es Chile. Por su parte Australia, buscará cerrar de manera digna el torneo ante España, si bien los australianos no han jugado mal, la verdad es que les tocó un grupo complicadísimo.

Resultado: Australia 2-3 Holanda.

 

Así jugaron.

Australia: Ryan; McGowan, Wilkinson, Spiranovic, Davidson; Mckay, Jedinak; Leckie, Bresciano (Bozanic 51’), Oar (Taggart 77’) y Cahill (Halloran 68’).

Holanda: Cillessen; Janmaat, Vlaar, De Vrij, Martins Indi (Depay 45’), Blind; De Guzmán (Wijnaldum 78’), De Jong, Sneijder, Robben y Van Persie (Lens 87’).