Foto: Refereeingworld

El árbitro sueco Martin Strombergsson, fue suspendido por la Federación Sueca de Fútbol tras realziar un comentario racista a un jugador del Ostersund.

El Comité Disciplina de la SvFF anunció que el castigo a este colegial será por lo que resta del 2020.

Strombergsson instó al guardameta Aly Keita que tenía que ir a una arquería para que le lanzaran bananas.

Martin asegura que no tenía ninguna intención racista cuando lo dijo. No tenemos motivo para dudar de ello, pero creemos que es una expresión muy desafortunada y es evidente que puede ser insultante. Tras lo ocurrido no es adecuado que pite más partidos en lo que queda de 2020”, dice parte del comunicado.

La competición sueca tiene previsto finalizar la campaña el 6 de diciembre y no contará más con este colegial por el resto de la temporada.

Lee también   Drogba ya es del Galatasaray