El Fulham hizo oficial este jueves la destitución de Claudio Ranieri como su entrenador, esto a tan solo cuatro meses de haberlo contratado.

“Tras la conversación que hemos mantenido esta tarde, Claudio Ranieri ha aceptado mi decisión de que un cambio era necesario para el interés de todos“, expresó el dueño del conjunto londinense, Shahid Khan, en un comunicado en la página web del club.

Su tiempo en el Fulham no ha producido el resultado que anticipábamos y necesitábamos cuando le contratamos en noviembre”, enfatizó el directivo, agregando que “estamos seguros de que él solo no es el culpable de la situación en la que estamos ahora”.

La llegada del técnico italiano, campeón de la liga en la campaña 2015/2016 con el Leicester City, no ha mejoró la situación y el Fulham es penúltimo en la tabla a diez puntos de la salvación.

Scott Parker fue nombrado como técnico interino.

Lee también   En la Bundesliga no quieren el modelo inglés