Después de muchas semanas de trabajo para garantizar la seguridad en la final de UEFA Champions League 2017-2018, la ciudad ucraniana de Kiev ha vivido momentos de tensión este sábado a pocas horas de iniciado el gran partido por una amenaza de bomba.

Según se informó a través de los medios nacionales e internacionales, la seguridad de la ciudad levantó un operativo especial por una presunta amenaza explosiva que generó el cierre de cinco estaciones de metro.

Durante las primeras horas del día, cinco paradas importantes del transporte ucraniano estuvieron cerradas y con presencia policial en busca de una amenaza. Sin embargo, pocas horas después se confirmó que no existieron tales artefactos que pudieran generar una tragedia.

La preocupación se creó por una llamada anónima registrada al mediodía en Kiev, que informaba de paquetes sospechosos en el subterráneo capitalino. Por suerte para los aficionados y las más de 10.000 personas que llegaron al país este mismo sábado, todo quedó en un falso aviso.

Real Madrid y Liverpool contarán con seguridad plena para sus aficionados al momento de enfrentarse en la final de UEFA Champions League 2017-2018.

Lee también   Caminando pasa Basel