El futbol brasileño está de luto. El pasado fin de semana la policía local pudo confirmar el asesinato de Daniel Correa, de 24 años, quien llegó a jugar para el Sao Paulo y se encontraba cedido en un equipo de la segunda división nacional.

Luego de la desaparición del otrora mediocampista brasileño, su cuerpo fue encontrado sin vida en el estado de Paraná, en el que fue visto por peatones en la vía y se notaba realmente malogrado.

Según medios brasileros, Correa fue hallado en un arbusto «casi decapitado» y con multiples marcas de tortura en el cuerpo, como cortes en su cuello y los genitales cortados.

«El Sao Paulo FC lamenta profundamente la muerte del mediocampista Daniel Correa Freitas. El club se solidariza y envía sus condolencias a la familia del jugador», comunicó la institución por la cual pasó Correa desde 2015.

El mediocampista ofensivo jugó en Botafogo, Coritiba, Ponte Preta y este año jugó para el Sao Bento en calidad de préstamo.

Lee también   ARGENTINA | Batista se aferra al puesto