Para aquellos que disfrutan de las teorías conspirativas arbitrales, Fernando Torres asumió toda la responsabilidad de la derrota del Atlético de Madrid contra el Barcelona ayer, con un mensaje en su cuenta personal de Twitter.

La opinión pública está dividida entre los que sostienen que la expulsión fue demasiado rigurosa, y aquellos que la consideran justa.

Lee también   Ludueña ya es compatriota