En un duelo donde las defensas de ambos equipos no se dieron abasto para demostrar fallas y deficiencias, Toulouse perdió 2-4 ante un Ajaccio que tuvo en Guillermo Ochoa al elemento que más trabajo tuvo para cantar victoria. En contraste, los vencidos encontraron en su arquero Ahamada a un adversario más.

Toulouse abrió el marcador gracias a un autogol de Lippini, quien convirtió una acción inofensiva en la primera anotación. Afortunadamente Ajaccio reaccionó y tras un balón suelto del portero rival Sammaritano emparejó los cartones al 16′. Al 34′, Ahamada despejó en corto y con fuerza. Su defensor no pudo controlar la pedrada y perdió el esférico para que Belghazouani marcara el de la voltereta.

Para el segundo tiempo, Toulouse salió con todas las ganas de empatar. Sin embargo se toparon con Guillermo Ochoa y les impidió cumplir con el objetivo. Mientras que el mexicano contenía la embestida, Ahamada y su zona baja volvieron a hacer de las suyas. En un trazo largo a Diarra, arquero y defensa de Toulouse simplemente vieron cómo el delantero punteaba la pelota para poner el 1-3 al 67′.

Cinco minutos después, Toulouse acortaría distancias por conducto de Abdennour, después de rematar en una jugada que era fuera de lugar. Pero de nada sirvió, pues en tiempo de compensación nuevamente la defensa y portero de Toulouse obsequiarían otro gol. En un contragolpe, Belghazouani aprovechó que Ahamada andaba paseándose sin ton ni son por la cancha y le clavó el cuarto.

Con un 2-4, Ajaccio se impone de visita quitándole el invicto como local a Toulouse, que además perdió chance de acercarse a los primeros sitios.

Lee también   BARÇA | Conseguimos una gran victoria: Pep