Capello considera que el primer trabajo de un entrenador es copiar ideas

El trabajo de los directores técnicos puede resultar sencillo, pero la verdad es que tiene su grado de complejidad, pues además de los aspectos técnico-tácticos, también requiere del manejo de grupos, algo que a medida de tiempo, les suele fallar a la mayoría de los entrenadores. Para poder realizar su labor, el italiano Fabio Capello señaló que el trabajo de los técnicos consiste en robar y copiar

El trabajo de todo técnico, como el de cualquier artista, gira alrededor de robar y copiar. Pero después de haber robado y copiado, debes moldear las cosas de acuerdo a tus propias ideas. Pensemos en los grandes artistas, como Picasso, quien le copio a los artistas africanos y se convirtió en un genio. Así que mi filosofía es robar, copiar y desarrollar”, declaró en entrevista para la revista de la UEFA.

Capello también señaló la gran diferencia que existe entre ser entrenador de un club y de una selección nacional, sobre todo en el aspecto mental: “Un entrenador de equipo nacional tiene suerte si tiene un bloque consolidado de jugadores que vienen de uno o dos clubes, tienen una mentalidad ganadora, tienen deseo, pueden llevar a otros colegas junto con ellos y, sobre todo, pueden aplicar rápidamente su estilo de juego en el campo. En cambio, un director de club trabaja a diario y entiende cómo necesita trabajar, lo que necesita para mejorar y donde se encuentran las fortalezas relevantes”.

Finalmente, el entrenador también habló de cómo ha impactado en el trabajo de un técnico el hecho de que haya tantas nacionalidades en un equipo: «La diferencia es enorme. Muchas cosas deben tenerse en cuenta. En algunos aspectos, manejar el grupo era más fácil antes. Tampoco había agentes, por lo que los clubes podían manejar todos los caprichos que los jugadores. También eran tiempos más relajados: había un presidente que tomaba decisiones, y el gerente estaba a cargo del equipo. Hoy en día, hasta los propietarios de clubes vienen de países con diferentes culturas. Las reglas han cambiado, y eso hace la vida difícil para un entrenador”, sentenció.

Lee también   Thomas Tuchel suena fuerte para ser el próximo entrenador del Chelsea