Al menos 73 personas han muerto este miércoles por la noche en choques que estallaron después de un partido entre dos equipos egipcios en la ciudad de Puerto Said (norte), según un nuevo balance suministrado por el ministerio de Salud.

Los enfrentamientos entre los hinchas del Al Masri y del Al Ahly causaron “73 muertos y cientos de heridos”, declaró el viceministro de Salud, Hisham Shiha. Un primer saldo de la televisión estatal había dado cuenta de siete muertos y 35 heridos.

La cifra de muertes podría aumentar aún de manera importante, aseguró Shiha.

Los incidentes comenzaron cuando el árbitro pitó el final del partido en el que el Al Masry infligió la primera gran derrota de la temporada al Al Ahly, uno de los mejores equipos de Egipto, al ganarle por 3-1 en el campeonato nacional.

Los seguidores del Al Masry lanzaron piedras, botellas y bengalas a los del Al Ahly, según varios testigos y el fotógrafo de la AFP.

Los Hermanos Musulmanes acusaron de lo sucedido a los partidarios del presidente derrocado Hosni Mubarak.

“Los sucesos de Puerto Said fueron planificados y son un mensaje de los partidarios del antiguo régimen”, afirmó el diputado Esam al Erian en un comunicado publicado en la página web del Partido de la Libertad y la Justicia (PLJ), formación política de la cofradía.

Por otro lado se declaró un incendio en un estadio de El Cairo durante un partido entre el Al Zamalek y el Ismaily, lo que motivó su anulación. Según un responsable de la seguridad el incendio está bajo control.

Lee también   Valedores vs Toluca

[AFP]