Rafa Márquez está como niño con juguete nuevo en la concentración Tricolor. Sus 32 años no parecen ser impedimento para desarrollar el futbol que le gusta y acomodarse a la posición que mande Chepo.

Si sigue así podría cumplir el sábado su partido número 100 como seleccionado nacional. Y aunque no sea una motivación extra, pues dijo no estar al tanto de la cuenta, enfatizó que vestirá la verde “hasta que mi cuerpo ya no dé más”. Todo depende de “cómo esté mi cuerpo y mi mente”.

Lo bueno es que, parece, habrá Márquez para rato: el capitán tricolor explicó que el cambio de futbol del español al gringo le ha venido bien por tener menos exigencia, así que “con la actividad que tengo ahora puedo rendir más estos años”.

Lee también   Mario Carrillo