Quien fuera el monarca del fútbol europeo hoy está cubierto por la sombra de la corrupción. Michel Platini, ex presidente de la UEFA, introdujo un recurso ante un tribunal suizo para erradicar o reducir su sentencia de inacción dentro de los organismos pertenecientes a FIFA por cuatro años, pedido que el ente judicial negó con lo que el fallo sigue pesando sobre el ex directivo francés.

Michel Platini vive una sanción de cuatro años por incumplir el Código Ético de la FIFA, al aceptar en 2011 un pago de ésta cifrado en 1,8 millones de euros por trabajos hechos entre 1998 y 2002, según recordó EFE.

La FIFA sancionó inicialmente a Platini durante ocho años, pero el castigo fue reducido a seis por la Comisión de Apelación de la propia FIFA y después a cuatro por el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS), pese a lo cual el galo no pudo optar a la presidencia de FIFA como pretendía en las elecciones de febrero de 2016.

«La sanción impuesta por el Tribunal de Arbitraje Deportivo no parece ser manifiestamente excesiva», considera el tribunal suizo, según informa la prensa local.

Platini presidió la UEFA desde 2007 hasta su inhabilitación y previamente fue consejero del expresidente de la FIFA, el suizo Joseph Blatter, sancionado durante seis años por hacer el pago al primero.

«Ese pago de dos millones lo conocía todo el mundo», dijo hace meses Michel Platini, quien, pese a ello, asumió su «error» por no haberlo declarado a los comités ejecutivos de la UEFA y la FIFA.

Lee también   México en Brasil 2014: Parte 3. El repechaje y la calificación.