Mañas en las gradas
Mañas en las gradas

Ir a un estadio implica más que acudir a apoyar a un equipo o disfrutar de un simple juego. Asistir también incluye estar expuesto a un sinfín de circunstancias que al final impiden pasarla bien. Aquí dos ejemplos de ello y que tuvieron lugar en Alemania.

Hoffenheim. Hinchas de Borussia Dortmund efectuaban cánticos de aliento a su equipo. De repente comenzaron a escuchar ruidos molestos que no los dejaba proseguir con sus porras. Resulta que empleados del Hoffenheim se instalaron con una máquina en el túnel cercano a la tribuna donde se ubicó la hinchada visitante. El ruido del motor de dicha máquina incrementó su intensidad cada vez que aparecían los cánticos; el objetivo era silenciar al rival. Ante este hecho, la Federación Alemana de Futbol ya investiga el proceder de Hoffenheim respecto a molestar e intimidar a las hinchadas rivales.

Gelsenkirchen. Seguidores de Colonia se olvidaron del partido ante Schalke 04 y comenzaron a lanzar latas llenas de excremento y orines a hinchas del equipo local. De igual forma se enfrentaron con lujo de violencia con elementos de seguridad que trataban de controlar disturbios. En este caso también se inició una averiguación y de entrada el representante de la hinchada de Colonia, Rainer Mendel, se deslinda de los hechos y señala que los encargados de aventar las latas no son sus representados.

Ustedes dicen. ¿Qué situación incómoda o desagradable les ha tocado vivir en un estadio?

Lee también   Valedores vs Atlacomulco