UEFA removerá las amarillas después de los Octavos de Final

La UEFA ha tomado la decisión de remover todas las tarjetas amarillas acumuladas de los futbolistas luego de la ronda de Octavos de Champions y la Europa League.

UEFA Champions
Foto: es.uefa.com

El organismo manifestó en un comunicado oficial que la medida se aplicará para darle equilibrio a las siguientes fases que se jugarán a partido único y no lo hará como se venía realizando en los últimos años que se removían después de los Cuartos.

«Con el fin de volver a tener el mismo equilibrio de encuentros que quedaban después de la eliminación de las tarjetas amarillas pendientes, el Comité Ejecutivo de la UEFA ha decidido anticipar esa fecha para las tarjetas recibidas por los jugadores y cuerpo técnico para después de los octavos de final en lugar de pasados los cuartos de final, es decir, dos partidos antes de la final«.

De esta manera quedaron modificados el Artículo 51.04 del Reglamento de la Champions League (Temporada 2019/20) y el Artículo 49.04 del Reglamento de la Europa League (Temporada 2019/20), que contemplan «de manera excepcional» que «todas las tarjetas amarillas expiran al completarse los octavos de final» y no se tomarán en cuenta «para los cuartos de final».

En el mismo escrito se expresa que con la finalidad de garantizar en la medida de lo posible el inicio y la continuidad de la fase de clasificación y los playoffs de la Champions League 2020/21 y la UEFA Europa League 2020/21, el Comité Ejecutivo de la UEFA ha aprobado el Anexo I del Reglamento de la Champions League (Temporada 2020/21) y del Reglamento de la Europa League (Temporada 2020/21).

Lee también   El duro cruce de palabras entre Solskjaer y Van Persie

La organización explica que «el anexo se ha aplicado debido al entorno actual creado por la pandemia del COVID-19 y, en particular, por las diversas restricciones de viaje que se han impuesto en todo el continente debido a la persistencia de la crisis sanitaria. Este nuevo Anexo regula las siguientes cuestiones: las restricciones de las sedes y los países impuestas por las autoridades nacionales/locales competentes, las pruebas y la elegibilidad de los jugadores, la posible reprogramación de los partidos y las normas específicas destinadas a reducir los plazos de protestas y apelaciones».