El entrenador del Arsenal, Arsène Wenger, cumplirá tres partidos de suspensión en competición europea, después de ser sancionado este viernes por la UEFA debido a su conducta impropia en la vuelta de los octavos de final de Champions ante el AC Milan, el 6 de marzo.

Además, el técnico de los Gunners deberá abonar una multa que asciende a 40.000 euros.

Las imágenes del partido mostraron a Wenger atacando verbalmente a los miembros del equipo arbitral al final del partido, que terminó con victoria para el Arsenal (3-0), resultado que supuso su eliminación tras la derrota por 4-0 en el partido de ida.

La suspensión impuesta por la UEFA se aplicará en los tres próximos partidos de competiciones continentales que dispute Wenger.

Antes incluso de conocer la sanción, Wenger había declarado que apelaría la decisión.

«No hay justificación y haré apelación. La UEFA está en camino de transformar a los árbitros en figuras intocables a los que no se les puede ni siquiera dirigir la palabra. Pienso que tras 25 años de competiciones europeas, se debería poder hablar con los árbitros», declaró.

Lee también   ¿Hay o no hay?