Uno de los grandes de Brasil quedó al borde del descenso

Foto: @gremio_es

El Gremio empató 1-1 ante el Corinthians en la penúltima jornada de la Liga brasileña y bajará a segunda división, si Juventude y Cuiabá puntúan este lunes frente a Sao Paulo y Fortaleza, respectivamente, mientras que el Atlético Mineiro celebró el título con una victoria sobre el Bragantino.

El Tricolor Gaúcho arribó a la capital paulista con el agua al cuello y se marcha con la sensación de que le hace falta algo más que un milagro para mantenerse en la máxima categoría del fútbol brasileño.

Y eso que empezó cargado de ilusión con el tanto inicial de Diego Souza. El delantero brasileño de 36 años desequilibró el encuentro en el minuto 38 con un gol marca de la casa, de puro delantero.

Para no bajar al infierno, tendrán que ganar en la última jornada al flamante campeón Atlético Mineiro, que este domingo ganó 4-3 al Bragantino en plena resaca, y esperar a que Juventude y Cuiabá pierdan los dos partidos que les quedan. Un auténtico milagro.

Más esperanzas tiene el Bahía que empezó la jornada en la zona de descenso y ha salido provisionalmente de ella, después vencer por 2-0 al Fluminense, gracias a un doblete de Gilberto, que lleva 15 goles en la Liga, sólo por detrás de Hulk (19).

Lee también   Costa Rica, Panamá y Canadá quieren romper la hegemonía de Estados Unidos y México en la Copa de Oro