El campeón olímpico, Usaint Bolt, cumplió su sueño y debutó en Old Trafford, el estadio del equipo al cual se ha declarado en repetidas ocasiones seguidor; el Manchester United, en un partido benéfico en donde estuvieron exjugadores de la talla de Michael Owen, Edwin van der Sar, Juan Sebastián Verón, Clarence Seedorf, Eric Cantona, entre otros.

Durante los 90 minutos reglamentarios ambos equipos mantuvieron un empate a tres goles, por lo que se tuvo que resolver por la vía de los penales en donde Bolt anotaría su pena máxima correspondiente pero sin mucho frutos puesto que su equipo acabaría perdiendo el partido. El jamaicano se llevó el premio al mejor jugador del partido.

Este encuentro se llevó a cabo en el estadio de ‘Los Diablos Rojos’ en donde se enfrentaron un grupo de futbolistas ingleses retirados e incluso el campeón olímpico de carreras de fondo Mo Farah ante Bolt y jugadores del resto del mundo.

El partido estaba centrado en el atleta jamaicano. Durante el cotejo, que jugó de delantero, tuvo varias ocasiones de gol, pegó un tiro del poste y le anularon un tanto por fuera de juego

Los goles serían obras de Darrent Bent, Jeremy Linch y Michael Owen para el equipo inglés, mientras que por el resto del mundo Robbie Keane, Juan Sebastián Verón y Clarence Seedorf fueron los que recordaron viejos tiempos al anotar un gol cada uno.

Esta no es la primera vez que el poseedor del récord de los 100 metros planos es visto en un campo de futbol, anteriormente ha estado preparándose con el Stromsgodset noruego, en incluso con el Manchester United y el Borussia Dortmund.

Lee también   Italia tiene impresionado a Hodgson