“No es gracioso usar de esta manera la tragedia de Fukushima”, dijo el portero del Liers belga, el japonés Eiji Kawashima. Y es que el arquero asiático fue víctima de ofensas por parte de aficionados al Beerschot.

“¡Kawashima…Fukushima!”, fueron los gritos que ofendieron a Kawashima. Al escuchar estos cánticos, el árbitro decidió suspender durante un buen momento el partido entre Liers y Beerschot hasta que desaparecieran las ofensas. Una vez reanudado el encuentro, éste terminó empatado a uno.

¿Cuál es la ofensa? Un terremoto y tsunami destruyeron en marzo grandes zonas de la costa noreste de Japón, y dejaron más de 20 mil víctimas fatales. Otras 100 mil personas fueron evacuadas debido a la radiación ocasionada por los daños que sufrió la planta nuclear Fukushima.

Lee también   ¡Como la de Hugo!