Muchas veces los problemas y las rivalidad no existen, son creaciones imaginarias de la gente, mentiras que de tanto repetirse se convierten en verdad.

Algo así debe pasar con Cristiano Ronaldo y Lionel Messi, quienes podrían ser buenos amigos, pero la gente ha puesto entorno a ellos una cantidad de morbo impresionante por saber quién es el mejor. Esta realidad se extrapola, en algunas ocasiones, a circunstancias que rompen con lo deportivo, con lo educado y la cortesía.

Como esto:

estatua de cristiano ronaldo

En 20014, una estatua en honor a Cristiano Ronaldo, de 3.40 metros de alto y 800 kilos de peso, fue colocada en Madeira, Portugal.

Ahora está rayada por tinta roja, y tiene tatuado el 10 y el nombre “Messi”.

 

Lee también   Mario Carrillo