El delantero Jamie Vardy y el defensa Gary Cahill pusieron hoy fin a sus respectivas carreras en la selección inglesa de fútbol para concentrarse en los desafíos en sus clubes y dejar lugar a los jóvenes.

Ambos formaron parte del equipo inglés que alcanzó en julio las semifinales del Mundial de Rusia, el mejor resultado de los «Pross» en 28 años.

Sin embargo, decidieron dar un paso al costado para facilitar la renovación que está impulsando el seleccionador inglés, Gareth Southgate. Ninguno estará así en el partido ante España el 8 de septiembre por el comienzo de la Liga Naciones ni tampoco en el amistoso que tres días después Inglaterra jugará ante Suiza, destacó DPA.

Vardy, de 31 años y autor de siete goles en 26 partidos con Inglaterra desde su tardío debut en 2015, dijo que quiere concentrarse en su carrera en el Leicester y pasar también más tiempo con su familia. «Para ser honesto, esto ha estado en mi cabeza por un tiempo ya», dijo en declaraciones al diario» The Guardian». «El entrenador quiere rejuvenecer al equipo, lo cual ya dio sus frutos en el Mundial».

De acuerdo al periódico, Southgate dijo a Vardy que «aún tiene mucho que ofrecer», por lo que acordaron» no cerrar por completo la puerta». Sin embargo, el delantero sólo sería llamado ante una eventual situación de bajas múltiples en el sector ofensivo.

Cahill, de 32 años, disputó 61 encuentros con la camiseta de Inglaterra y anotó cinco tantos. Durante su carrera como internacional llegó a portar en algunas ocasiones la cinta de capitán.

Lee también   “Cuando llegué al Arsenal estaba loco”: Wenger

«Creo que es tiempo de dar un paso el costado», dijo el defensa del Chelsea en declaraciones al sitio web del club londinense. «Es el momento adecuado para hacerlo», señaló Cahill, que jugó con Inglaterra los Mundiales de 2014 y 2018 y la Eurocopa de 2016.

Al igual que Vardy, sin embargo, no quiso cerrar al cien por ciento la puerta del seleccionado. «Ha sido un enorme honor jugar para mi país y si alguna vez me necesitan, allí estaré».