Futbol es negocio y como tal poco importaría que la identidad de un club desaparezca. Nos referimos a los Tiburones Rojos del Veracruz. Y es que el gobierno estatal negocia con la Femexfut que los Albinegros de Orizaba sustituyan a los escualos.

A raíz de que Veracruz fuera eliminado de la liguilla en la Liga de Ascenso por adeudos con la Femexfut, el gobernador del estado, Javier Duarte, negocia con la Federación para que la plaza vacante que dejan los escualos la ocupe Orizaba.

Y es que resulta que el gobierno estatal es dueño de los derechos de marca, nombre comercial “Tiburones Rojos de Veracruz”, así como el logotipo del club y del estadio Luis “Pirata” Fuente. De igual forma, es propietario del equipo de Orizaba. Esta combinación orillaría al surgimiento de un nuevo club:

“Estamos hablando de la franquicia propiedad del Estado, llámese como se llame, Tiburones Rojos de Coatzacoalcos, eso depende de la plaza en que juegue”, explicó el gobernador. La premisa es que el estado tenga representante en el futbol y la apuesta es que sean los Albinegros.

¿Es el fin de los Tiburones Rojos del Veracruz?

Lee también   Valedores vs Mineros