Las imágenes hablan por sí solas. Ligas semiprofesionales o amateurs argentinas se han convertido en un foco rojo de violencia. Cada semana son noticia debido a agresiones o actos sumamente reprobables.

En esta ocasión la liga santafesina albergó un episodio por demás indignante. Colón de San Justo ganó dos por uno a La Salle. Al término del encuentro aficionados de ambos equipos se enfrentaron a golpes en las inmediaciones del estadio.

Lo más grave de la bronca provino de un simpatizante del equipo vencedor. Cogió una piedra de gran tamaño y se la estrelló en el rostro a un hombre identificado como Juan José Giordadino. El impacto descalabró y dejó inconsciente a Giordadino.

El agresor, quien no ha sido identificado aún, huyó tras haber arrojado la piedra. A pesar de que fue perseguido se dio a la fuga. Por su parte, Giordadino fue atendido rápidamente por paramédicos y se le reporta fuera de peligro. ¿Hasta cuándo alguien pondrá control a estos actos?

Lee también   Tele Guía