Arsene Wenger en una entrevista concedida a beIN Sports, mostró su claro rechazo a la existencia del mercado invernal de fichajes. El técnico del Arsenal declaró que «los jugadores que no juegan o que en verano se quedaron sin fichar por otro equipo, en octubre empezarán a pensar ¿Qué pasará en enero?. No es una buena manera de estar en un vestuario» aseguró.

«La situación ideal sería tener un mercado de fichajes que esté cerrado 48 horas antes de empezar el campeonato y que no se volviera a abrir hasta el siguiente año», expuso el DT.

Las declaraciones del preparador gunner se vinculan sin duda al deseo de irse de Alexis Sánchez al Manchester City, cuyo traspaso finalmente no se llevó a cabo.

Lee también   ¿Se nos va la Bruja?