El entrenador del Arsenal, Arsene Wenger, salió en defensa de su jugador Alexis Sánchez que fue objeto de críticas al final del partido ante el Leicester por aparentemente fingir una lesión durante un saque de banda.

Wenger alegó que el chileno a pesar de haber cometido la infracción de no entorpecer el saque de banda de rival fue agredido tanto por Christian Fuchs como por Robert Huth.

«En las dos oportunidades en que Fuchs efectuó el lateral, Sánchez se puso junto a él y no sabía que tenía que apartarse. El árbitro tampoco le dijo que se moviera”, explicó el DT francés.

Pero quien recibió la mayor critica de Wenger fue Huth, quien en una acción posterior golpeó a Alexis en la boca, lo que le generó un corte al chileno.

«Realmente Huth fue contra Alexis. Ayudé a que se levantara y sus labios estaban sangrando», denunció.

Lee también   A Raúl Jiménez lo querría un grande de la Serie A