En la edición de este año del llamado San Diego Clásico, celebrado en un lleno Torero Stadium de la Universidad de San Diego, el Galaxy de Los Ángeles empató a dos goles con los Xolos de Tijuana, para finalmente caer vencidos en tanda de penales 4-3.

En la ronda de tiros de penal, el portero mexicano Adrián Zermeño se convirtió en factor determinante al atajar dos penales, al tiempo que Javier Yacuzzi definió el triunfo con su tiro.

En los 90 minutos reglamentarios, Armando Pulido abrió la cuenta para los tijuanenses al minuto 38 tras rematar a pase de Mauro Gerk; dos minutos después Omar González empató para los estadunidenses al rematar de cabeza un tiro de esquina de Donovan.

Para el segundo tiempo, el mismo Landon Donovan aprovechó un error en la defensa y adelantó a su equipo al 74′, pero el campeón del Ascenso empató a dos anotaciones por la vía del penalti, al ser derribado Madueña por Hejduk en el área grande. Luis Alberto Orozco cobró la pena máxima para establecer la igualada final y la definición por penales.

[Por: Daniel Serrano]

Lee también   Mario Carrillo