Se dice fácil ’17 años’. Para el Conejo Pérez no lo es. Y es que luego de haber trazado toda una carrera como símbolo en el Cruz Azul, tras su salida el año pasado, enfrentarlos resulta especial. Ahora está vestido con los colores rojiblancos y se siente un hidrocálido más.

«Va a ser un partido difícil porque Cruz Azul viene con una inercia ganadora y con mucha confianza, son súper líderes pero cada partido es una nueva historia y nosotros lo vamos a ver como una oportunidad para ganar en casa, para renovarnos con nuestra gente y sumar tres puntos vitales», destacó.

De las dos veces que enfrentó a La Máquina, sólo recibió un gol -Jornada 1 del Bicentenario2010-. Ahora buscará irse con el cero bajo el brazo y conseguir la victoria con su equipo.

Fuente: web oficial Necaxa.

Lee también   Zidane: "Payet es uno de los jugadores con más talento de Europa"