Yerry Mina llegó con un problema físico al conjunto inglés, problema que ya arrastraba desde antes de su fichaje. Una pequeña fisura en el pie tenía la culpa. No es una lesión grave, pero por eso todavía no ha podido debutar y tanto el entrenador como el jugador colombiano y el club están de acuerdo en que sólo lo hará cuando esté en plenitud de condiciones.

Hace unas semanas, Marco Silva, técnico del Everton, dijo en rueda de prensa que Yerry Mina debería estar listo después de la fecha FIFA. Sin embargo, todavía no está trabajando al mismo ritmo que el resto de sus compañeros, por lo que parece muy improbable que debute en esta jornada de Liga ante el West Ham este domingo.

Si algo tienen muy claro es que no van a arriesgar a Mina, ya que una precipitación podría ser fatal en este tipo de lesiones, destacó Marca.

Todos esperan que la próxima semana Yerry Mina pueda entrenarse con normalidad y entonces sí estar apto para lo que necesite su técnico.

Lee también   Estos los cruces de cuartos de la Europa League