Los abucheos del Bernabéu lo deprimieron a tal grado que Zidane se convirtió en su psicólogo. Hoy, la recuperación anímica y futbolística de Cristiano Ronaldo es notable, está de vuelta y va por todo con el Madrid…

Sí, el diario español El Confidencial, reveló anoche que justo cuando más difícil la estaba pasando Cristiano con el equipo blanco, la figura de Zinedine Zidane, ex astro madridista que actualmente se desempeña como director de futbol del primer equipo merengue, surgió como opción salvadora haciéndole prácticamente de psicólogo con el jugador portugués.

Y es que después de la derrota en diciembre ante el Barcelona, la afición del Madrid se metió fuerte con Cristiano, silbándole y cuestionándole su personalidad en partidos de alto calibre.

La situación llegó a ser tan incómoda para CR7, que durante algunos partidos posteriores al clásico sus gestos y modos proyectaron apatía total contra la afición blanca, dando lugar nuevamente a múltiples rumores que lo ubicaban de regreso en la Premier League, pues aseguraban que estaba decepcionado y enojado por la reacción del público hacia su persona.

La preocupación en el seno madridista era total y fue entonces que se buscó a algún personaje que pudiera hablar de tú a tú con el astro luso, alguien que fuera capaz de atraer la atención del jugador y sobre todo, que entendiera por lo que el futbolista estaba atravesando.

Fue así que Zinedine Zidane se dio a la tarea de recuperarlo, pues pasó hasta en tres ocasiones por el diván del francés, quien le pidió a Ronaldo que cuidara mucho su expresión corporal en todos los partidos, que terminara de una buena vez por todas con los gestos de enojo y molestia, que dejara de ser caprichoso y que se diera un baño de humildad porque a la afición nunca hay que cuestionarla y menos reprocharle.

Lee también   ESTUDIANTES | ¡Llega el Chelís!

Zizou le aseguró que sólo con un cambio de actitud radical regresaría a ser el consentido e iba a poder competir con Messi en todos los sentidos, haciendo énfasis en que primero debían estar los éxitos del equipo antes que los individuales.

Ronaldo aceptó de buena manera los consejos del francés al grado que se comprometió con sus compañeros a jalar para el mismo lado y con la intensidad que lo caracteriza. Hoy su actitud ha vuelto a ser positiva y eso se refleja inmediatamente en el futbol que practica, y para muestra el juegazo que se mandó en la vuelta de la Copa del Rey, justamente ante el Barcelona donde hizo un gol y fue el mejor de la cancha.

Hoy, Ronaldo se sacrifica como cualquiera de sus compañeros, no hace divisiones ni exige trato especial, y es que José Mourinho también habló con él y le pidió que se muriera con el equipo haciéndole entender lo importante de su aportación.

Así que si usted ha notado el levantón futbolístico de Cristiano de diciembre para acá, ahora ya sabe por qué fue. Con tres sesiones frente a Zidane, fue más que suficiente.

Hoy CR7 está de regreso y decidido a llevarse Liga y Champions con el Madrid.

¿Será que lo logra?