Las claves del penúltimo Gran Premio del año

El Gran Premio de Brasil 2019 se disputa este fin de semana en el mítico circuito de Interlagos, con el ya proclamado Lewis Hamilton campeón de la Fórmula 1 y su escudería Mercedes, ganadora del Mundial de constructores.

Foto vía Twitter.

Pero a pesar que ya hubo resolución en cuánto a títulos en la categoría reina del automovilismo, aún hay motivos para seguir de cerca la penúltima válida de la temporada en Sao Paulo.

Tres pilotos disputan el tercer puesto

Los dos primeros lugares del campeonato de pilotos ya están reservados para el británico Hamilton y su compañero de equipo Valtteri Bottas, finlandés. Pero el tercer lugar aún no tiene dueño y en Brasil serán Charles Leclerc (Ferrari), Max Verstappen (Red Bull) y Sebastian Vettel (Ferrari) quienes se midan por completar el podio definitivo.

El joven monegasco de la escudería italiana supera al de los Países Bajos por 14 puntos y a su compañero alemán por 19.

Sin embargo, en la parrilla de salida de Interlagos, Leclerc será penalizado por un cambio de motor superior a la cuota permitida por temporada tras una fuga de aceite sufrida en los entrenamientos libres de Estados Unidos.

Pelea entre constructores

Los primeros tres lugares del Mundial de constructores fueron asignados para Mercedes, Ferrari y Red Bull, respectivamente. Quedan por determinar las restantes posiciones, con mucho en juego para los equipos de mitad de tabla.

La clasificación final de la temporada determina la proporcionalidad de los ingresos generados por la F1 destinados a las escuderías en base a su rendimiento: cuanto mejor clasifiquen, mayores serán sus primas.

Lee también   Hamilton ya conoce quien será su compañero en 2020

Con 38 puntos de ventaja sobre Renault, McLaren parece tener asegurado el cuarto lugar; en tanto, el fabricante francés, quinto, cuenta con un margen de 18 unidades sobre Racing Point, sexto, y 19 respecto a Toro Rosso, séptimo. Siete puntos separan a Alfa Romeo, octavo, de Haas, noveno; mientras que Williams parece condenado a permanecer décimo y último.