10 características que los equipos grandes deben tener

En la actualidad, llamar a un equipo grande resulta muy ambiguo, pues en primer lugar se debe saber cuáles son los argumentos para llamarlo grande; ejemplo, un equipo grande se mide a través de números, pero ello no quiere decir que un equipo ha ganado gran cantidad de trofeos pueda ser considerado como tal. Viendo esa ambigüedad, el día de hoy presentamos las que consideramos como las 10 características imprescindibles que todos los equipos grandes o que se quiera hacer llamar grandes, deben tener.

Imponer estilos de juego

En primer lugar, un equipo que se precie de ser llamado grande debe imponer estilos de juego, debe innovar en la parte táctica-técnica del futbol; ser reconocido por la opinión publica de su tiempo como innovador en cuanto a su forma de jugar y ser mencionado como un referente por las generaciones posteriores es un requisito indispensable para ser considerado grande. Recordemos a la clase 92 del Manchester por ejemplo y aquí en México a las águilas goleadoras de Beenhakker.

Innovar tácticamente es casi una obligación

Tener una historia ganadora

Todos los equipos tienen historia, pero es muy diferente tener una historia plagada de trofeos; un club que tiene más de 100 años y ha ganado 1 título no puede ser considerado grande. Del mismo modo, un club que ha ganado la mitad de sus trofeos en 10 años no puede ser considerado ya como un grande, está en camino de serlo, pero aún no puede ser llamado como tal.

Ser capaces de generar sus propios recursos

En nuestro mundo, el dinero es imprescindible y más si se trata de una industria como el futbol. Es por ello que los clubes deben ser capaces de generar lo suficiente para vivir y para comprar lo que necesiten. Deben tener un par de patrocinios de alto nivel y no 15 medianos o chicos y tapizar las camisetas con el nombre de cualquier carnicería.

No deben estar a la espera de las decisiones y caprichos de un multimillonario, ni tampoco se pueden marear pensando que por que tienen a su disposición grandes fortunas, eso va a durar para siempre.

Gozar de independencia financiera es signo de un club fuerte

Hacer grandes a los buenos jugadores

Cuando un jugador destaca, es necesario que un club ponga a su disposición los elementos necesarios para que explote todo su talento, máxime si se trata de equipos grandes. Los buenos jugadores son atraídos por el reto que representa estar un equipo de máxima exigencia y el club debe hacer lo necesario para que estos pasen de ser catalogados como buenos a ser catalogados como cracks. Grandes jugadores se han perdido en clubes de renombre por rodearles de troncos.

No escatimar en gastos

Cuando un club genera sus propios recursos para comprar lo que necesita no escatima en el valor que tiene en el mercado; un club grande no negocia, un club grande llega con la chequera abierta para pagar lo que sea necesario. Ello no quiere decir que sea un derrochador de recursos, sino que debe estar respaldado por un amplio trabajo de investigación y valoración para poder tomar la decisión correcta. Un club grande no debe gastar, debe invertir.

Lee también   Un crack pesado
Un equipo grande siempre debe tener la cartera abierta

Deben generar ilusión deportiva en los jugadores

Un buen jugador, un jugador con hambre de ganar y un jugador que quiere trascender elegirá a un club por estas mismas razones; elegirá un club que no solo le puede pagar de excelente forma todo el talento que puede exhibir, sino también porque le brindará la oportunidad de ganar títulos o trofeos que le dan realce a una carrera futbolística. No es lo mismo ser un gran futbolista en Puebla que en Chivas, con todo respeto para los camoteros.

Ser un referente en la promoción de jugadores

Si bien un equipo grande puede y debe comprar lo que considere necesario, nunca debe olvidarse de la producción propia de jugadores; esto no debe hacerse solo con fines económicos, sino también con fines de identidad: los buenos jugadores juegan para ganar, pero lo jugadores que son formados en casa, juegan por algo más que ganar.

Un club grande debe generar también sus propios recursos humanos

No deben negar un fracaso

Como equipo grande, tener objetivos claros y conseguir títulos es imprescindible; no conseguirlos es tener un fracaso y como equipo grande no debe negarlo. Debe asumir las consecuencias que ello genera, debe aceptar las críticas con la boca cerrada y sobre todo, no debe escudarse en excusas que tengan que ver con situaciones extra cancha que afectaron su rendimiento.

Deben ser capaces de paralizar un país

La trascendencia, la importancia, la popularidad que tienen los equipos grandes les debe hacer que sean capaces de poner en movimiento a todo el público futbolístico de un país, del país completo mis queridos regios; sea para festejar un triunfo o sea para festejar una derrota, los equipos grandes deben ser capaces de generar el morbo de la afición futbolística.

Un equipo grande es capaz de paralizar un país

Deben actualizar su historia ganadora

Presumir títulos que se ganaron hace tiempo no es válido para los equipos que se llamen grandes; conforme se van quedando atrás en el tiempo, los títulos van perdiendo vigencia, convirtiendo en míticos a los clubes, pero para nada en grandes, pues un grande que se precie de ser grande es llamado así, sobre todo, porque nunca deja de ganar. Tener un campeonato de liga desde hace 21 años y quererse llamar grande, no aplica.