A lo largo de la historia del futbol, ha habido jugadores que con una acción es suficiente para ser recordados por mucho tiempo; algunos para bien y otros para mal. Ya sea por un error, una dura entrada o por comportamientos inadecuados dentro del terreno de juego, hay ex jugadores que de alguna forma mancharon su trayectoria deportiva, que tiene mucho más que presumir que solo un momento. El día de hoy presentemos un recuento de 10 futbolistas que son recordados por algún acontecimiento en específico, dejando de lado su andar en el terreno de juego.

1.-Mauro Tassotti. Tassoti fue un defensor italiano de la vieja escuela: duro, fuerte y que no se detenía ante nadie para quitarle el balón. El esfuerzo combinado con talento le dio un lugar en uno de los mejores equipos de la historia, el Milan de Arrigo Sacchi, donde formó una de las mejores defensas, junto a Franco Baresi, Paolo Maldini y Alessandro Costacurta. Ganar 5 Scudettos, 3 Champions, 2 Intercontinentales y disputar más de 400 partidos con el Milan, sin embargo, no ayudaron al jugador, que es más recordado por dar un brutal codazo a Luis Enrique en el mundial de 1994, siendo además que ese golpe no recibió castigo alguno por parte del árbitro.

Así quedó Luis Enrique luego del codazo de Tasotti
Así quedó Luis Enrique luego del codazo de Tasotti

2.- Antonio Rattin. Uno de los más grandes ídolos en la historia de Boca Juniors es el mediocampista Antonio Rattin; durante su estancia en el cuadro bostero el jugador disputó más de 350 partidos y levantó 5 títulos, la mayoría de ellos como capitán. Sin embargo el mundo futbolístico lo recuerda por aquel episodio del mundial de 1966, cuando fue expulsado por el árbitro alemán Rudolf Kreitlen por “los gestos que hacía”. Para hacer aún más bizarra la situación, al momento de abandonar la cancha se sentó en la alfombra roja del estadio de Wembley, que está destinada para uso exclusivo de la reina, lo que provocó una serie de insultos por parte de los aficionados ingleses; aunque el jugador señaló que lo hizo inconscientemente, lo cierto es que ese suceso determinó su paso a la posteridad en el futbol.

3.-Luis Miguel Arconada. Dentro de los mejores porteros en la historia del futbol español sin duda se encuentra Luis Miguel Arconada, cancerbero que defendió durante 13 años la portería de la Real Sociedad y que ganó dos títulos de liga, una Copa del Rey y varios títulos regionales con el cuadro vasco, siendo considerado el mejor portero en la historia del equipo; sin embargo, su trayectoria quedó marcada por la Eurocopa de 1984, cuando un error en la final abrió el camino para que Francia pudiera conquistar el título, prolongando la sequía de la llamada furia roja, la cual no sería derrumbada hasta muchos años después. Arconada fue un  excelente portero, pero aquel suceso denominado puente, le guardo un lugar en el mundo del futbol.

4.-Robbie Fowler. En los años 90, la cantera del Liverpool dio uno de sus jugadores más talentosos: Robbie Fowler, quien gracias a su movilidad, su inteligencia y su empatía con la afición rápidamente se ganó un puesto en el cuadro titular, colocándose como una de las grandes figuras del cuadro red. A lo largo de su trayectoria en el cuadro Merseyside ganó dos Copa FA, dos Copas de la Liga, además de una copa de la UEFA. Tras abandonar la disciplina del equipo rojo se recorrió diversos clubes como Cardiff City, Blackburn y en países como Australia y Tailandia. Sin embargo, su trayectoria también se vio manchada por escándalos de dopaje y apuestas, a lo que Fowler respondió con una celebración en la que se mofaba de quienes lo acusaban de lo primero, simulando inhalar el césped como si fuera droga. Posteriormente un antidoping lo delató, pero quedó para la memoria aquel festejó en donde retaba a sus detractores.

5.-Harald Schumacher. En la década de los ochenta, la portería de la selección alemana tuvo un dueño absoluto: Harald Schumacher. Con su club (el Colonia) permaneció 15 años, siendo participe de la mejor época de la historia del club, consiguiendo 1 Bundesliga y 3 Copas de Alemania, además de haber llegado a la final de la Copa UEFA en 1985, misma que perdieron ante el Real Madrid. Con la selección fue titular desde 1980, año en que ganó la Eurocopa, participando en los mundiales de 82 y 86, consiguiendo el subcampeonato en ambas participaciones. Sus actuaciones en la portería se vieron manchadas por su agresividad y por aquel suceso del mundial 82, donde tras un choque con el delantero francés Patrick Battitson, terminó en el hospital el jugador galo. Por si fuera poco, el 1988 publicó un libro en el que detallaba diversos sucesos que ocurren en las concentraciones, provocando su expulsión de la selección y también de su club, ganándose desde entonces una mala fama que continua hasta el día de hoy.

Lee también   Previo: España-Italia

6.- Andoni Goikoetxea. Estar doce años en un club significa que el desempeño que se muestra en el terreno de juego es por demás satisfactorio; por si fuera poco, ganar dos ligas, una Copa del Rey y una Supercopa de Europa, en un equipo como el Athletic de Bilbao convierte a un jugador que  sea participe de estos logros en una leyenda y en un símbolo para la institución. Tal fue la carrera de Andoni Goikoetxea, quien además, también disputó 39 partidos con la selección española, participando en el Mundial de 1986, convirtiendo un gol frente a Dinamarca. No obstante, su trayectoria quedó marcada por haber lesionado a Diego Maradona, lesión que mantuvo al Diego largo tiempo alejado de las canchas. No contento con haber lesionado al argentino, Bernd Schuster también fue víctima de la dureza del delantero, que lo alejó de las canchas por un buen rato. Estas acciones le valieron el apodo del Carnicero de Bilbao, quedando para siempre con ese mote en la memoria de los aficionados

7.- Rigobert Song. Uno de los mejores futbolistas cameruneses sin duda es el defensa central Rigobert Song, quien desde su posición de defensa central fue el líder de la defensa de aquel país por más de 15 años, siendo el único futbolista de aquel país en participar en 4 Copas del Mundo, conquistando además la Copa Africana en el 2002, convirtiéndose  en el jugador con más partidos con la selección, un total de 137. Sin embargo, su destacado recorrido se ve empañado por el hecho de ser uno de los dos futbolistas que han sido expulsados en dos Copas del Mundo, pues vio la tarjeta roja en las ediciones de 1994 y 1998, además de haber sido señalado como uno de los principales responsables de que Camerún no calificara al mundial de 2006, algo que hubiera convertido a Song en el segundo futbolista del campo en competir en 5 Copas del Mundo.

8.- Thomas Gravesen. Gravesen es sin duda uno de los peores fichajes en la historia del Real Madrid, pues el nivel que demostró durante su estancia en la Casa Blanca no correspondió a lo que se esperaba, lo que sumado a su agresividad y su rudeza terminó por alejarlo del cuadro blanco. Sin embargo, en descargo del jugador se puede mencionar que esa experiencia en el Real Madrid contrastó con lo que el jugador mostró en el Hamburgo, donde fue reconocido como el mejor jugador extranjero y sobre todo en el Everton, donde a lo largo de cinco temporadas fue un bastión del mediocampo de los Toffies, siendo uno de los principales responsables de que el Everton pudiera volver a ser un equipo competitivo. Todo el talento y el esfuerzo que mostró en Inglaterra y en Alemania desafortunadamente no pudo mostrarlo en España.

9.- Aleksandr Mostovoi. Tras la caída del muro en Europa del Este, se dio a conocer a uno de los talentos más rutilantes de la liga soviética: Aleksandr Mostovoi. Tras un breve paso por el Benfica, llego al Celta de Vigo, donde rápidamente se convirtió en patrón del mediocampo, ganándose el mote del Zar de Baladios, siendo además considerado el mejor jugador en la historia del equipo. Con su selección también fue el principal responsable de la reconstrucción del equipo ruso, siendo durante una década pilar del equipo. No obstante su adiós de las canchas se vio empañado por su participación en la Euro 2004, cuando tras perder contra España critico duramente al técnico, lo que le valió ser expulsado de la concentración, dando por terminada su carrera, tanto en la selección como en el futbol profesional de una forma totalmente inesperada.

10.- Marco Materazzi. El defensa italiano fue durante mucho tiempo uno de los referentes del Inter, no solo por la entrega que mostraba en el campo, sino también por ser uno de los pocos futbolistas italianos en sus filas. Durante su estancia en el cuadro lombardo, conquistó cinco Scudettos, dos Copas de Italia y una Champions. Con su selección también fue un referente por haber conquistado el título en el Mundial de 2006, donde fue protagonista del partido final, no solo por haber marcado el gol de empate, sino por haber provocado la expulsión de Zinedine Zidane, quien se despidió de manera trágica del futbol y Materazzi ganó de por vida la fama de jugador provocador.