10 futbolistas mexicanos que se quedaron en promesa
10 futbolistas mexicanos que se quedaron en promesa

 

Cuántos futbolistas nacionales tienen brillantes debuts en nuestro futbol. Incluso sus primeras dos o tres temporadas son soñadas, todos nos frotamos las manos cuando vemos a esos chamacos con tanta hambre, con tanta técnica y pensamos inmediatamente en verlos con la playera verde de la selección o jugando en las canchas europeas.

Pero algo pasa con el futbolista mexicano que no termina por cumplir un ciclo. Pocos son los jóvenes que van en ascenso, la mayoría se quedan en promesa, en ser jugadores de equipos medianos. Hoy en FutbolSapiens te traemos 10 futbolistas mexicanos que se quedaron en promesa.

1. Juan Carlos Mosqueda. El debut de este jugador es prácticamente el sueño de todo futbolista; primer partido en Primera División y primer gol, en el caso del More un golazo frente a Tigres. Luego de su primer año en Primera y ante la salida de Blanco del conjunto azulcrema, se le nombró el heredero del Temo, tanto en el América como en la Selección; sin embargo, la responsabilidad resultó ser demasiado grande para el jugador. Luego de una temporada nefasta para las Águilas, el More salió del equipo, lo que fue el principio del fin de su carrera; Santos, Necaxa y posteriormente la Liga de Ascenso, fueron el destino de este jugador.

 

10 futbolistas mexicanos que se quedaron en promesa
Villaluz en sus buenos años con Cruz Azul

2. César Villaluz.

Luego de ser campeón sub-17, la carrera de César Villaluz tuvo un ascenso meteórico; tras el Mundial, Cruz Azul vio en el al conductor ofensivo que había buscado por mucho tiempo. En sus primero años en Primera División, respondió a las expectativas, siendo el artífice principal de que la Máquina llegara a la final del Apertura 2008; sin embargo, ese juego cambió su trayectoria para siempre, pues a partir de ahí su carrera fue en descenso paulatino hasta quedarse sin equipo.

 

 

 

 

3. Luis Angel Landín. En sus primeros partidos en Primera División, logró atraer la atención del medio futbolístico gracias su capacidad futbolística, lo que aunado a sus condiciones físicas, pronto lo convirtieron en titular indiscutible de Pachuca, siendo uno de los elementos que consiguió el título en el Clausura 2006; sin embargo, el nivel que mostró Juan Carlos Cacho lo confino a la banca, por lo que salió de Pachuca con rumbo a Morelia. Sin embargo, el episodio que marcó el final de su carrera fue aquel partido contra Haití, en el Preolímpico de 2008; tras no conseguir el boleto, su carrera entró en declive que lo termino llevando a la MLS, y posteriormente a la Liga de Ascenso, en donde se encuentra actualmente.

10 futbolistas mexicanos que se quedaron en promesa
Landín y su llamado a la Selección

 

4. Omar Arellano. Arellano debuto a los 17 años en un partido ante el América, siendo objeto de halagos por su velocidad y picardía para ir al frente; tras tres años en Pachuca, llegó a Guadalajara. Tras la salida de Omar Bravo, se adueñó de la camiseta 9, y luego de sus actuaciones en el Clásico, se alcanzó rango de ídolo en el conjunto tapatío; sin embargo, las lesiones impidieron que mostrara todo su potencial, lo que, aunado a la situación del conjunto rojiblanco le impidieron igualar a su padre y a su abuelo; salió de Guadalajara rumbo a Monterrey, en donde cada torneo tiene menos participación.

5. Enrique Esqueda. En algún momento Carlos Reinoso dijo “Es mejor que el Chicharito”; formó parte del campeonato Sub-17 en el 2005. Luego de aquella conquista, se integró al primer equipo del América, siendo un elemento irregular durante toda su estancia en el conjunto de Coapa. Luego de no lograrse consolidar como azulcrema, salió con rumbo a Pachuca, en donde una lesión estuvo a punto de retirarlo, sin embargo, logro recuperarse para poder recalar en el Atlas, y posteriormente en Tigres; en ambos equipos no ha podido establecerse como titular, funcionando más como un revulsivo.

10 futbolistas mexicanos que se quedaron en promesa
Reinoso le tenía fe al Paleta Esqueda

 

6. Patricio Araujo. Capitán del equipo campeón sub-17 en 2005, el Pato fue el primer jugador de aquella generación que se ganó la titularidad en su equipo, además de ser pieza clave en el campeonato del Guadalajara en el 2006; a los 20 años ya era un referente del Guadalajara, por lo que se vio en el al relevo de Rafael Márquez, gracias a su facilidad para jugar tanto en la central como en la contención, sin embargo, los torneos fueron pasando y el jugador se fue apagando lentamente, haciendo que su carrera perdiera el rumbo, siendo acusado incluso de ser un “Topo” dentro del chiverío; quizá le habría convenido emigrar al futbol inglés cuando lo buscaba el Liverpool, en lugar de quedarse a cumplir su sueño de jugar en Chivas, pues aunque el sueño lo ha cumplido, la forma en la que se encuentra actualmente en el equipo, no le augura un futuro prometedor.

Lee también   Fecha 3 drei - Resumen

7. Edgar Castillo. El Hommie, como le llamaban en sus inicios, fue un jugador que se volvió pieza clave del aquel Santos campeón en el Clausura 2008; su velocidad, su facilidad para encarar la precisión de sus pases, lo convirtieron en un jugador con un futuro prometedor; en el 2009, el América compró su carta, esperando que elevara el nivel que mostró en Santos; sin embargo, al igual que muchos otros jugadores que llegan a Coapa, nunca pudo elevar su nivel, ni mucho menos volvió a jugar de la misma forma que jugaba en Santos; además en esas fechas atravesaba por un momento complicado, luego de renunciar a la Selección Mexicana e integrarse a la selección de EUA; tras dos etapas en América salió definitivamente del Nido con rumbo a Tijuana y posteriormente a Atlas, en donde no es ni la sombra del jugador que fue en Santos.

10 futbolistas mexicanos que se quedaron en promesa
Edgar Castillo recuerda con tristeza su paso por el América.

8. Pablo Barrera. Debutó en el Apertura 2007 y de a poco se convirtió en un jugador indispensable del cuadro de los Pumas, cuando parecía que estaba en su mejor momento, una lesión en la rodilla lo dejo 6 meses fuera, en lo que fue un preludio de años venideros para el jugador; después de recuperarse, volvió a su nivel y disputó el Mundial de Sudáfrica, siendo uno de los elementos más desequilibrantes de la Selección, por lo que fue fichado por el West Ham; en ese equipo nunca pudo ganarse la titularidad, su carrera empezó a declinar, viéndose obligado primero a jugar en España y luego a regresar a México con el Cruz Azul. En Cruz Azul se mostró incapaz de recuperar su antiguo nivel, por lo que fue vendido a Monterrey donde espera recuperar un poco de lo que alguna vez fue.

9. Christian Hobbit Bermúdez. Llegó a ser el mariscal de los potros del Atlante, el equipo jugaba de acuerdo a los tiempos de Christian. Ganó el campeonato con los azulgranas en el Apertura 2007. Los medios y la afición soñaban con verlo enfundado en la 10 en el Tri. Algunos equipos europeos intentaron hacerse de sus servicios, el Deportivo la Coruña estuvo cerca de ficharlo, parecía cuestión de tiempo para que el Hobbit diera el salto de calidad. Fue fichado por el América en 2011 y todo se terminó. Hobbit se convirtió en un jugador de banca en el cuadro de Coapa al no poder con el peso de la playera y dar pobres actuaciones. Hoy lo vemos como un jugador más en Jaguares de Chiapas.

10 futbolistas mexicanos que se quedaron en promesa
Gonzo y su prometedor inicio con Pumas

 

 

10. Luis Ignacio Gonzo González.

Se pensaba que sería la nueva joya en la media cancha universitaria. El Gonzo daba muestras de técnica como pocos jugadores mexicanos. Su 1.60 parecía una ventaja que potencializaba sus dotes habilidosos; velocidad, buena conducción, excelente toque y potencia en el disparo de media distancia. Sin embargo pronto salió de Pumas y con cada cambio de equipo bajaban sus bonos. Quedó a deber demasiado, incluso a nivel Selección Nacional se esperaba que él moviera los hilos del Tri, nunca pudo más que ser un jugador de cambio en partidos intrascendentes. Solamente en San Luis es bien recordado, un gol suyo le mantuvo la categoría.