Quizás la zona más importante en el terreno de juego es el mediocampo, pues además de ser el primer obstáculo para los equipos, también es la zona donde se gestan los ataques. A lo largo del tiempo, diversos clubes han conjuntado jugadores que se convierten en socios, jugadores complementarios que mientras uno pone esfuerzo, el otro pone talento para organizar a todo la escuadra. El día de hoy presentamos un recuento de las 10 duplas más emblemáticas del mediocampo, que además de ser una sociedad ideal, han ayudado a sus equipos a conseguir títulos.

1.- Cruyff y Neeskens. Dos de los jugadores más importantes de la Naranja Mécanica fueron Johan Cruyff y Johan Neeskens, quienes desde el mediocampo se encargaban de orquestar el equipo. Crecieron juntos en las fuerzas inferiores del Ajax bajo la tutela de Rinus Michels, consiguiendo ganar dos ligas y tres Copas de Europa. Posteriormente fueron el eje sobre el cual se movió la selección de Holanda en el Mundial de 1974, aquella selección que cambio para siempre el futbol. Posteriormente, se fueron al Barcelona, a donde llegó Neeskens llegó a petición expresa de Cruyff, dándole una nueva dimensión al cuadro blaugrana, consiguiendo también revolucionar el estilo del equipo catalán.

Neeskens y Cruyff juntos en el Barcelona

2.- Gattuso y Pirlo. El Milan de inicios del milenio tuvo un gran desempeño en Europa y en Italia, consiguiendo ganar dos Champions en 5 años; de entre la gama de estrellas que tenía el equipo se encontraban dos futbolistas fundamentales: Gennaro Gattuso y Andrea Pirlo. Jugaron juntos a partir del año 2001, cuando Pirlo llegó al equipo milanista y partir de ese momento comenzaron una sociedad que empezó a redituar frutos para los rossoneros. A lo largo de casi 8 años formaron una dupla en el mediocampo que garantizó un orden en el equipo, y que por si fuera poco, también se trasladó a la selección italiana, siendo uno de los principales artífices de la coronación de la escuadra italiana en el Mundial 2006.

3.- Boban y Savicevic. Otra gran dupla que también jugó en el Milan a inicios de los 90´s fue la de los jugadores de origen balcánico Zvonimir Boban y Dejan Savicevic. Llegaron a la capital de Lombardía al inicio de la era de Fabio Capello como entrenador y tras un periodo de adaptación, se convirtieron en pieza clave de la escuadra conocida como Los Invencibles. Boban como enganche y Savicevic como creativo marcaron la pauta de aquel equipo que se coronó de forma invicta y llegó a tres finales de Champions seguidas, ganando una de ellas de forma contundente al Barcelona. Por si fuera poco, dejaron una gran escuela en el equipo que tardó mucho tiempo en reemplazarlos.

Boban y Savicevic festejando la Champions del Milan

4.- Davids y Zidane. Juventus dominó en el futbol italiano y el futbol europeo a finales de los años 90’, cuando conquistaron dos Scudettos y llegaron a tres finales de Champions seguidos; la primera de ellas la ganaron, pero tras esa conquista llegaron dos hombres que se volvieron fundamentales para el equipo: Zinedine Zidane y Edgar Davids. Mientras que  Davids era el encargado de ponerle dinámica al equipo, Zidane era el orquestador y el encargado de surtirle balones a los delanteros del equipo.  El Pitbull sobresalía por la entrega que le daba al equipo y Zidane era el cerebro; estuvieron juntos casi cuatro años, hasta el año 2001, cuando Zizou fue traspasado al Real Madrid, aunque para entonces el holandés ya había tenido un bajón de nivel que lo apartó de la titularidad del equipo.

5.- Gullit y Rijkaard. Para que el Milan se convirtiera en un equipo de leyenda, hubo dos jugadores clave en el mediocampo: Frank Rijkaard y Ruud Gullit. El primero en llegar fue al equipo fue Gullit, quien se convirtió en el motor ofensivo de la escuadra, pero el encargarse de labores defensivas le restaba potencial, por lo que el entrenador Arrigo Sacchi pidió la contratación de Rijkaard como escudo, implementando desde ese momento un estilo completamente ofensivo basado en la creatividad de Ruud y la dinámica de Frank. Sus cualidades, más el aporte del resto del equipo, hizo que el cuadro rossonero se convirtiera en un equipo de época que arrasó Europa y que ha pasado a la historia como uno de los más emblemáticos del futbol.

Lee también   Los equipos de futbol de Miami
El legendario Milan de los ochenta

6.- Xavi y Busquets. Barcelona inicio una nueva época en el futbol gracias sobre todo a la capacidad de un futbolista como Xavi, quien gracias a sus dotes de orquestador se convirtió en el hombre de referencia del cuadro blaugrana, organizando los ataques del equipo. Para que esto pasara, Xavi tuvo diferentes compañeros pero fue hasta la aparición de Sergio Busquets que el estilo culé se consolidó, pues con Sergio en las labores de contención, Xavi pudo enfocarse únicamente en la creación de juego, lo que sumado al aporte de Iniesta volvió en incontenible al cuadro catalán,  hasta la despedida de Xavi en el 2014 el equipo contó con un futbolista destacado en la contención y con un monstruo en la creación.

7.- Scholes y Keane. Alex Ferguson tenia un talento sobresaliente para detectar talento y armar equipo, por lo que supo guiar a un talentoso joven llamado Paul Scholes para que se hiciera cargo de organizar el equipo y para que se preocupara únicamente de esa función buscó a un jugador que pusiera la dosis de esfuerzo, siendo elegido un bravo irlandés llamado Roy Keane. Luego de dos años de adaptación, comenzaron a dominar el futbol inglés y posteriormente trasladaron ese dominio a Europa, siendo piezas clave para la coronación del equipo en el año de 1999. Durante casi 10 años formaron una dupla que ayudo al Manchester United para reestablecer su dominio en la Premier League; no obstante, terminó de manera abrupta en el 2005, cuando el carácter de Keane lo traicionó y se fue del equipo por la puerta de atrás.

Keane y Scholes, la combinación perfecta para el United

8.- Steven Gerrard y Xabi Alonso. La final de la Champions 2005 hizo que el Liverpool volviera a los primeros planos de futbol europeo,  siendo su capitán Steven Gerrard el principal artífice de ello, aunque había un hombre en el centro del campo que resultaba vital: Xabi Alonso. Ubicado en el centro del campo, Alonso se convirtió en el encargado de la dinámica del equipo, organizando y al equipo desde su posición, mientras que Gerrard, siendo el famoso boxtobox su principal preocupación era el ataque del equipo. Durante 5 temporadas, el equipo inglés recuperó protagonismo en Inglaterra y en Europa, pero tras la salida de Alonso, Gerrard se quedó sin su gran socio del mediocampo, provocando que el equipo perdiera nivel paulatinamente hasta desaparecer de la escena internacional.

9.- Michel Platini y Jean Tigana. Otro de los equipos más recordados es la Francia de mediados de los 80´s, la cual a pesar de que no ganó tantos títulos como se esperaría, quedo grabada en la memoria gracias a su estilo de juego, con una elegancia y una clase que lo distinguía del resto. El principal responsable de ello era Michel Platini, quien además de orquestar al equipo, también era el goleador. La labor de Platini tenía soporte en el mediocampo respaldado por Jean Tigana, quien cumplía las funciones de contención y quien daba libertad a Michel para que se preocupara únicamente por atacar. Estuvieron juntos casi 5 años en la selección, ganando la Euro de 1984 y además de haber llegado a dos semifinales de Copa del Mundo, siempre con el estilo que los caracterizó.

El Cuadrado Mágico de Francia tenía a Platini y a Tigana como hombres fundamentales

10.- Riquelme y Traverso. Sin lugar a dudas, el Boca Juniors de inicios del milenio fue uno de los mejores en la historia del club, ya que se coronó bicampeón de la Copa Libertadores, además de una Intercontinental. El hombre clave para estos logros fue Juan Román Riquelme, quien se convirtió en el organizador de los ataques bosteros; para que este unicamente se preocupara por crear, la labor de Cristian Traverso resultó fundamental, pues mientras este derrochaba esfuerzo, Riquelme derrochaba talento, contribuyendo así a que el equipo xeneize tuviera la mejor etapa de sus historia.