10 razones por las que América debería hacerle un homenaje a Cuauhtémoc
10 razones por las que América debería hacerle un homenaje a Cuauhtémoc

10 razones por las que América debería hacerle un homenaje a Cuauhtémoc Blanco

El torneo Clausura 2015 será el último de Cuauhtémoc Blanco como jugador en activo. Eso es un hecho. Él ya lo anunció y no hay vuelta de hoja. El Puebla ha informado de dos partidos de despedida, mientras el América no ha dicho nada al respecto y bien vale la pena pensar en porqué debería organizarle un homenaje y/o un juego para decirle adiós como se merece.

1.- Porque su cantera tardará mucho en sacar a otro ídolo 

Hasta antes de Cuauhtémoc Blanco, el América había tenido a jugadores emblemáticos salidos de sus inferiores, como Alfredo Tena, Cristóbal Ortega, Ricardo Peláez, Luis Roberto Alves ‘Zague’ y Carlos Hermosillo, pero nunca antes uno se había ganado a la afición del modo en que lo hizo el de Tepito.

Por lo tanto, se ve muy complicado que un elemento de sus fuerzas básicas produzcan a un elemento con el talento y la mentalidad de Blanco, más allá de que en el presente Raúl Jiménez y Diego Reyes demostraron tener muy buenas maneras, pero sin ese extra que Cuauhtémoc ha tenido.

2.- Porque fue el último ídolo de barrio que dio el futbol mexicano

El futbol mexicano cambió. Los torneos de barrios que eran minas de oro para encontrar talento de a poco han sido sustituidos por las visorias que cada equipo hace para detectar talento, formarlo y reclutarlo, por lo que cada vez es más extraño encontrar a un elemento mayor de 17-18 años que haya dado el salto de un equipo netamente amateur a uno profesional.

Quizá quien menos lejos del barrio y la informalidad fue Julio Daniel Frías, conocido como el ‘Maleno’, quien después de estar en la cárcel y tener problemas de drogas vio cumplido su sueño de jugar en Primera División con los extintos Indios de Ciudad Juárez.

3.- Porque representa los valores americanistas de antaño

Cuauhtémoc es picardía, es maña, es alegría y es ganar a como dé lugar, valores y cualidades que muchos americanistas aprecian y reconocen como propios. Fue capaz de codearse con los más grandes, sin necesidad de haber nacido en cuna de oro y por eso es tan apreciado por la afición del club.

4.- Por los goles que anotó en momentos decisivos (además de las miles de pinceladas extra) 

Mientras más presionado y más importante fuera el partido para Cuauhtémoc Blanco, mejor jugaba. No pudo ser campeón en más de una ocasión con el América, pero cuando lo hizo, brilló con luz propia, marcando el penal que dio el empate ante los extintos Tecos en la final de ida, mismo que fue clave para que Las Águilas golearan y se coronaran en el Estadio Azteca, allá por el Torneo Clausura 2005.

5.- Porque será complicado ver a otro jugador tan completo por Coapa

Lee también   ¡Fuera Abajo!

El talento de Cuauhtémoc Blanco es indiscutible y es muy complicado ver a otro jugador así. Quizá quien más se le acerque sea Giovani Dos Santos, aunque las diferencias son abismales entre ambos, puesto que el del Villarreal no tiene ni la picardía ni las mañas del jugador del Puebla.

6.- Porque marcó a una generación de americanistas

Cualquier americanista que haya vivido su infancia o juventud entre los 90’s y la primera década del nuevo siglo, estuvo marcado por Cuauhtémoc Blanco y seguramente lo considera su ídolo o al menos uno de sus jugadores favoritos.

La alegría que mostró Blanco y su identificación con la afición azulcrema son inigualables y seguro que más de uno pagaría lo que fuera por volverlo a ver con el club, aunque sea para su despedida.

7.- Porque nadie más ha portado la 10 como él

La cosa es así de clara, el otro gran ídolo del América, Carlos Reinoso, usó la ‘8’ y quien porta el número 10 hoy se llama Osvaldo Martínez. Está claro que el paraguayo no le llega ni a los talones a Cuauhtémoc Blanco y que futbolistas como Luis García o Salvador Cabañas tampoco terminaron ocupar ese número como lo hizo el de Tepito. En resumidas palabras de que ‘la 10’ la porte un tipo como el Rolfi Montenegro, mil veces retirar la casaca diez para siempre.

8.- Porque es su obligación histórica

Bien dicen que los equipos grandes deben ser grandes para honrar a sus ídolos y a final de cuentas, esa es la obligación histórica del América con un jugador como Cuauhtémoc Blanco, quien entregó gran parte de su carrera al equipo y siempre cumplió como el que más.

Que Chivas no haya despedido bien a Oswaldo Sánchez, Cruz Azul no lo haya hecho con Juan Francisco Palencia o Pumas con Leandro, no es sino una oportunidad del América para dejar en claro que sí respeta a los futbolistas que lo llevaron a la gloria.

9.- Porque los aficionados siguen adorándolo

Los aficionados siguen adorando a Cuauhtémoc Blanco pese a que hace ocho años que no se pone la playera del América. Quizá los más jóvenes apenas recuerden aquel gol que le hizo al Pachuca en la final de vuelta del Clausura 2007 -el último que marcó con el club- pero para quienes lo vieron en plenitud, representa la máxima figura después de Alfredo Tena.

10.- Por no haberlo firmado para jugar seis meses más

Cuauhtémoc Blanco se ha cansado de rogarle al América para que lo deje jugar seis meses con el equipo antes de retirarse y el club no se lo permitió, por lo que a cambio de eso y para cerrar la relación como ambos se merecen, bien haría en organizarle un homenaje, provocar un lleno en el Estadio Azteca y dejarlo irse de la manera ideal. Cuauthémoc lo necesita… y el América también.