Es un tópico generalizado del futbol mexicano hablar del club Guadalajara como el más grande de todo el futbol mexicano. El equipo con más afición, con más títulos, el legendario Campeonísimo.

Pero últimamente Chivas ha caído en desgracia, malos manejos, malos resultados, una crisis que ha durado los últimos tres años tienen al “equipo de México” en una situación bastante delicada, que nos hace pensar ¿Dónde radica su grandeza?

Aquí hoy te damos 10 razones por las que hoy por hoy, Chivas es un equipo chico. Que las disfruten (o que las sufran).

1.-Un equipo grande atrae afición a donde quiera que va, convierte su casa en un auténtico infierno donde salir con tres puntos es una utopía, llena los estadios de los demás con sólo poner su nombre en la mesa. Hoy Chivas no llena el Omnilife, el Azteca ni el Cuauhtémoc. El Omnilife no ha visto sus casi 50,000 localidades agotadas en un rato, Muchas veces hay más butacas que gente. Y cuando sale de Guadalajara, la cosa no cambia, su afición ha dejado de acompañar y eso se nota. ¿Dónde está la gran nación de Chivas, dueña de medio país?

omnilife

2.- Esa pregunta se responde fácil: Las Chivas tienen una gran cantidad de Villamelones engrosando sus filas de aficionados. Personas que no sienten los colores y dicen irle “al Chivas” por el puro gusto de convivir con la sociedad en general. La mitad de los “fanáticos” de Chivas son así, villamelones que no les importa mucho el futbol y que defienden su gusto con frases como “son el más mexicano”, “déjenlos, juegan con puros mexicanos”. Lo peor es que, citando a Barak Fever:Y esa otra mitad que de verdad siente los colores del Guadalajara lo sabe

3.-El más grande siempre tiene a los mejores jugadores en sus filas, a veces abusa de los chiquitines para quedarse con sus jugadores estrella. El grande no regatea con nadie, todos se sienten honrados de vestir su playera. Pero Chivas dejó de ser la máxima gloria a la que puede aspirar un futbolista mexicano. Hoy no cuentan con un solo jugador que sea referente, la selección mexicana carece de jugadores que jueguen en las Chivas. Si bien ahora Europa es el destino de los grandes talentos de México, a Chivas ya no le da el prestigio ni para llevarse a Oribe Peralta.

4.-Como ya casi nadie quiere jugar en Chivas, el equipo tapatío se h ha visto en la necesidad de contratar a jugadores quemados que ya dieron lo mejor de si o que nunca alcanzaron a dar el ancho. Fernando Arce, Aldo De Nigris, Omar Bravo, Ángel Reyna y Carlos Salcido han sido las contrataciones “estrella” del Guadalajara en los últimos años. El reciclaje de jugadores, práctica digna de equipos como el San Luis en sus peores épocas, es la especialidad de un dueño que hizo su fortuna gracias a suplementos innecesarios.

Lee también   ¿Qué sigue para Chicharito?

5.-Los puestos directivos de los equipos grandes se ganan con esfuerzo y demostrando capacidad en puestos similares, no cualquiera puede administrar a un equipo que todos respetan. Obviamente existen palancas, pero empujarlas cuesta sudor y sangre. Hoy Chivas tiene en la Dirección deportiva a Rafael Puente Jr, quien no ha hecho nada dentro de la administración o dirección de clubes y se le delego un cargo importante siendo un simple analista de televisión, cuyo mayor mérito es ser hijo de Rafael Puente.

rfa-puente-jr

6.-Los equipos grandes escuchan a su afición por que saben que su grandeza depende de ellos. Pero a Chivas (y a la gran mayoría de los equipos en México) su afición le importa un bledo. Vergara no trae a los refuerzos que piden, no escucha sus súplicas en la tribuna vacía, les cambia el precio de boletos y hace declaraciones polémicas, gasta más en desplegados que en mejorar al equipo. La afición de Chivas es una cifra monetaria, y esta va en descenso.

7.-Vergara subió el precio de las entradas porque Ronaldinho fue a jugar, sólo los equipos chicos suben las entradas cuando viene un club importante, si el Querétaro ya tiene ese status para Chivas, no podemos defenderlos mucho.

8.-Los equipos grandes tienen técnicos que respetan una filosofía, son ganadores y se quedan al cargo por años, el cambio constante de Directores Técnicos sólo se da en contadas y caóticas ocasiones. Pero Chivas lleva años cambiando de entrenador como si fueran de juguete. ¿Quién fue el último técnico en Chivas que duró tres torneos completos? ¿Qué hicieron Bustos, Jiménez o Coyote para estar al frente del club Guadalajara? Ahora cualquiera podría dirigir a Chivas, cada vez se necesita menos currículum para estar en ese banquillo.

ALBERTO COYOTE

9.-En los últimos 64 torneos que se han jugado, Chivas ha salido campeón en tres, ninguna copa México desde hace 44 años, en Concacaf no han impuesto su grandeza desde hace más de cincuenta años. Están justo en el promedio justo de copas que les tocaría por ley de probabilidades, pero los grandes nacieron para reinar y hacer la diferencia… y a Chivas ya lo alcanzó el América.

10.-Chivas está en crisis permanente desde hace un tiempo y parece que no despiertan. Pero eso no es lo preocupante, hoy no espantan a nadie, faltarle el respeto es fácil, los jugadores contrarios no se llenan de emoción por enfrentarse a un equipo poderoso y ganador. Desde hace años que Chivas no llega ni siquiera a la final del torneo, sus participaciones en liguilla son cada vez más escasas, en lugar de pelear por el liderato general junto al América, pelea por no descender junto al Veracruz.

Guadalajara juega como chico, lo dirigen como chico, lo administran como chico, luce como chico, pelea contra los chicos y se habla de ellos (ahí está el detalle) como equipo chico… ¿Es chico?

Sígueme (o reclámame) aquí

Ver otras Columnas de 10 aquí.