10 razones que hacen clásico y especial el Cruz Azul vs América. El clásico joven.

El sábado a las cinco de la tarde el Estadio Azul verá una nueva edición del clásico joven capitalino, Cruz Azul y América paralizarán la ciudad por un par de horas o más cuando se enfrenten por centésima primera ocasión en la historia de la Liga (Sin Contar Liguilla o Copa).

¿Es en verdad un clásico? Aquí te presentamos los puntos para considerarlo un verdadero clásico del país.

1.- Se considera que la rivalidad comenzó en 1972, cuando Cruz Azul humilló al América en la final ganando el partido por marcador de 4-1. Cruz Azul comenzaría a ganar finales y a eliminar al América en Liguillas. Los cementeros también se llevarían a casa el título de campeonísimos en 1973, pasando por encima de las águilas. Cruz Azul nació grande y eso le quitó afición al América y al Atlante, equipos tradicionales de la capital, los aficionados querían refugiarse en una bandera ganadora y el Cruz Azul tenía para dar y repartir. Pero el América en los ochentas renacería como ave fénix y se comenzaría una tradición de duelos épicos que ha continuado por años. Un clásico creado por el orgullo herido de uno y el poderío sorprendente de otro.

Cruz azul vs América

2.- Son dos de los tres equipos con mayor afición en el país según todas las estadísticas. Uno de cada cuatro mexicanos es Americanista y uno de cada diez le va al Cruz Azul. Uno de cada tres mexicanos aficionados al futbol está pendiente del partido, pues juega su equipo favorito.

3.- Son equipos que comparten ciudad, son casi vecinos, pues sus estadios se encuentran en la parte sur de la ciudad, separados por menos de una hora de camino. Los clásicos regionales tienden a tener más de morbo, pues es mucho más fácil encontrarte aficionados del equipo contrario cuando el enemigo está en casa. Desde el metro o metrobús se puede sentir la fricción de la cercanía. Utilizar Insurgentes, o la línea tres del metro (la dos cuando juegan en el Azteca) en día de clásico joven se convierte en una travesía adornada de azul, amarillo y cánticos.

4.- Es un juego que se ha repetido en 100 ocasiones sólo en partidos de Liga, con un saldo equilibrado totalmente, 30 victorias del América, treinta victorias del Azul y cuarenta empates. Un centenar de encuentros que no se han visto interrumpidos por ninguna situación, 50 años de historia continua que nos lega dos clásicos al año. Y lo mejor llega en las liguillas.

5.- Además de ser los dos equipos con más apariciones y juegos en Liguilla, el Clásico joven es el duelo que más veces se ha repetido en fase final, con 27 juegos que pertenecieron a 14 series. Desde la final antes mencionada nos han regalado épicas series de liguilla. La semifinal del torneo 83-84 (que tuvo además a Chivas y a Pumas por el otro lado). La final que ganó el América 5-4 en el 89 con goles de Carlos Santos. La victoria en el Azteca que sacó el Cruz Azul en el invierno 99. La tristísima final del Clausura 2013. El saldo total de los 27 juegos está más cargado para el América, con 13 victorias suyas por 8 del Cruz Azul y sólo seis empates (sólo dos de ellos sin goles). América ha ganado en nueve series y Cruz Azul sólo en cinco.

Cruz azul vs América

6.- Un clásico se hace por sus figuras y sus momentos, y estos dos equipos han tenido figuras para regalar. El enorme Fernando Bustos, primer delantero en la historia del club, contra el inverosímil Enrique Borja. El retiro del Súperman Marín se emparejaba con el ascenso de Zelada. Kalimán Guzmán y Alberto Quintano vestidos casi siempre de celestes, el Capitán Furia siendo del América desde los 17 años. Porfirio Jiménez viendo del otro lado del estadio a Antonio Carlos Santos. Carlos Hermosillo vistiendo las dos camisetas. El rock de Palencia contra la picardía de Cuauhtémoc. El Chelito Delgado y su magia contra el Piojo López y su carisma. Christian Benítez contra la marca de Amaranto Perea. Infinidad de figuras que nos han regalado grandes tardes y noches defendiendo los colores azul o amarillo.

Lee también   Pumas vs América Minuto a Minuto

7.- El América es el equipo mimado de Televisa, mientras que Cruz Azul es el equipo de más tamaño que tienen en sus filas de transmisión los de TV Azteca. José Ramón Fernández hizo carrera y dejó escuela hablando mal del América y de la televisora “de enfrente”. El Cruz Azul siempre ha sido bien tratado y halagado por los hombres de Azteca, y es obvio que lo apoyan cuando va contra el odiado rival. Dos de las corporaciones más poderosas del país se enfrentan en un verdadero clásico, no como el del Ajusco.

8.- Las rachas son un tópico recurrente en un clásico, de repente las cosas comienzan a ir mal y ya es casi imposible salir del hoyo. Yo viví toda mi pubertad y adolescencia sin poder celebrar un triunfo ante el América, les juro que hubiera grabado ese 1-3 con goles de Palencia y Cacho (¡Cacho!) de saber que se aproximaban años de oscuridad. América antes de eso también tuvo sus problemas para ganarnos, cosechando siete años completos sin triunfar en el azteca. Los clásicos son muchas veces más pasionales que de buen juego, por eso es normal que un equipo caiga en una racha negativa y ya no pueda salir por más espectacular que sea su juego. Las Rachas son normales cuando se juegan más que tres puntos, la mente traiciona pues el color de la playera impone. Y por eso es demasiado liberador cuando se puede escapar de la mala racha y revertir la situación. Pocos goles he gritado más en mi vida que un bombazo de Giménez que acabó con la sequía en 2010, pocas veces he estado tan alegre como cuando salí del estadio esa tarde.

Cruz azul vs América

9.- Siempre es bueno ganar pero contra el rival clásico aumenta esa saña y esa satisfacción. Las burlas de los aficionados ganadores son más dolorosas cuando el que te gana es el enemigo odiado. La semana después de un clásico es la más dolorosa para el aficionado que pierde y la más gloriosa para el que gana. Las apuestas (Como la que tenemos entre manos varios redactores de FS) son más viscerales cuando se habla de dos equipos clásicos con afición y orgullo propio. Los clásicos son semilleros de burlas, apuestas sin sentido y emociones desbordadas, más que ningún otro partido.

10.- Y por último, el odio profundo entre aficionados. No hay un equipo en el mundo que los aficionados celestes odien más que al América. Las encuestas recientes indican que el odio del América hacia el Cruz Azul va creciendo rápidamente. Un duelo con tanto odio que ni los villamelones se lo pierden. Una oportunidad perfecta para sacar la camiseta de tu equipo y apoyarlo, no importa como vaya en la tabla, líderes pierden con sotaneros. La magia de los clásicos usualmente no falla.

¿Quieres más columnas de 10? dale clic aquí

Puedes seguirme en twitter